Laura Matamoros terminaba sus vacaciones de verano antes de tiempo para pasar por quirófano. Tal y como ella misma confesaba a sus seguidores a través de Instagram, los embarazos de Mati y Benji Jr y los consiguientes cambios bruscos de peso le acarrearon una serie de problemas en el pecho a los que ha decidido poner remedio. "La piel cedió mucho con los embarazos y lo tenía más caído de lo normal en consecuencia de no llevarla debajo del músculo", explicaba. Además, aprovechaba su paso por quirófano para reducirse el tamaño de las prótesis.

Artículo recomendado

Laura Matamoros resuelve las dudas y explica, al detalle, todo sobre su nueva operación

Laura Matamoros resuelve las dudas y explica, al detalle, todo sobre su nueva operación

Después de dos semanas de convalecencia, Laura Matamoros ha comenzado con los tratamientos de Indiba para reducir la hinchazón y aminorar el dolor. "Estoy contentísima por el resultado. Está saliendo todo fenomenal", manifestaba la influencer a través de Instagram. Aunque todavía sigue bastante hinchada ya empieza a notar los cambios y no puede estar más feliz. "La proyección de la prótesis se va notando y me encanta. De tamaño también se nota muchísimo".

Laura Matamoros

Laura Matamoros, muy contenta con el resultado de su operación

Instagram @_lmflores

La hija de Kiko Matamoros pasó por quirófano la primera vez nada más cumplir la mayoría de edad. Ahora, ha tenido que cambiar las prótesis y por recomendación médica, decidía reducir la talla de pecho a una más natural en función de su fisionomía. "La forma de la prótesis también se ha cambiado para dar así un aspecto más recogido, ya que la anterior era muy ancha", exponía.

Laura todavía tiene que llevar el sujetador si aro para favorecer el postoperatorio pero ya presume de nueva silueta. "Vamos muy bien en cuanto a cómo estoy cicatrizando y cómo estoy respondiendo. No he podido elegir mejor", contaba sin poder ocultar su alegría. Además, poco a poco está retomando la actividad de su día a día ya que en cuanto a movilidad también se encuentra mucho mejor: "No puedo estar más feliz", concluía.