Laura Matamoros cuenta las semanas para mudarse a la que será su nueva casa. La hija de Kiko Matamoros, a punto de convertirse en madre por segunda vez, ha decidido dejar atrás su actual domicilio para buscar un inmueble mucho más grande y espacioso, perfecto para una familia de 4+1: "Estoy súper ilusionada porque empiezo de cero, vamos a decorar una casa entera", confesaba con alegría a través de Instagram.

Sin embargo, aunque la influencer ya está inmersa en cómo será la decoración de la nueva casa se ha enfrentado a un inesperado contratiempo y es que ninguno de los muebles que posee en su actual domicilio le sirven.

Artículo relacionado

"Estoy viendo cosas para mi nueva casa", confesaba mostrando con ilusión diferentes revistas de decoración. "No me caben los muebles. Es una gran faena pero son muebles hechos a medida y la distribución de la otra casa no tiene nada que ver con esta", contaba. "No sé qué hacer con mis muebles...", compartía con sus seguidores a la vez que adelantaba que en el caso de que algún familiar o amigo los quiera no dudará en cedérselos. "Si estáis interesados, escribidme", se despedía. Un mercadillo que promete ser todo un éxito y del que estamos deseando conocer más detalles.

Laura Matamoros salón

Laura Matamoros con su hijo Mati en el salón

Instagram @lmflores

Tal y como hemos podido investigar gracias a su perfil de Instagram, en su momento, Laura apostó por una mezcla entre lo moderno y lo clásico con muebles de todo tipo donde la madera es la gran protagonista. En el salón, tal y como se puede ver en la instantánea un enorme sofá de terciopelo en color verde corona la estancia.

Hace solo unos meses transformó por completo el dormitorio de su hijo Matías, un espacio que tendrá que copiar en la nueva casa, ya que el pequeño es un apasionado de los animales.