Declarado mejor restaurante del mundo en los años 2013 y 2015, comer en el Celler de Can Roca es siempre un gustazo. Así lo cree también el matrimonio formado por Laura Escanes y Risto Mejide, que se han entregado por completo este fin de semana a la lujuria gastronómica que ofrece el establecimiento regentado por los hermanos Joan, Jordi y Josep Roca.

Artículo recomendado

Laura Escanes arrasa con el diseño de uñas flúor para lucir manicura y pedicura atrevidas en vacaciones

Laura Escanes arrasa con el diseño de uñas flúor para lucir manicura y pedicura atrevidas en vacaciones

Tras pasar unos días de vacaciones en su querida Menorca, Risto y Laura disfrutan ahora de la casa que tienen en La Cerdanya, al norte de Girona. Desde allí, y en algo más de una hora y media, Risto y Laura se plantaron en El Celler de Can Roca, un restaurante para el que hay lista de espera de varios meses y que cuenta con dos menús, uno de 190 euros, sin maridaje –con maridaje, hay que añadir 70 euros más–, y otro de 210 euros, con maridaje de 100 euros más. Todo un lujo de 300 eurazos por persona que, en opinión de Risto y Laura, merece la pena al menos una vez en la vida.

"Son unos genios. Y nosotros, unos afortunados", escribió Risto. La pareja quiso felicitar a los hermanos Roca al finalizar el ágape, quienes se mostraron también muy complacidos por haberlos podido recibir en su restaurante.

Risto y Laura

Risto Mejide y Laura Escanes posaron con los tres hermanos Roca, Jordi, Josep y Joan.

Instagram @ristomejide

Y, claro, despues de una opípara comilona, digna de un tres estrellas Michelin, lo que procedía era una buena siesta. Así se encontró Laura Escanes a su maridito cuando regresaron a su casa de La Cerdanya. "¿Qué hago?", se preguntaba la influencer mientras moría de amor al ver a Risto Mejide y a Roma durmiendo a pierna suelta. Desde luego, la imagen no puede ser más tierna.

Risto y Roma

Nada como una buena siesta compartida, ¿verdad, Risto?

Instagram @lauraescanes