Laura Escanes no puede estar más feliz con el éxito de su nuevo centro de belleza 'Blondie Madrid'. "Agenda cerrada hasta octubre", informaba la influencer sin poder contener la emoción de la gran acogida de su última aventura profesional. Es tal el aluvión de clientes que la mujer de Risto Mejide tuvo que mojarse las manos, y nunca mejor dicho, y quitar algo de trabajo a su equipo de peluquería. ¡Como lo lees! Laura no dudó en arremangarse y estrenarse lavando cabezas. Que no cunda el pánico, por ahora solo probará con sus amigas. "No os preocupéis", apuntaba en tono de broma.

Artículo recomendado

Laura Escanes comparte el paso a paso del peinado más rápido y fácil de este verano

Laura Escanes comparte el paso a paso del peinado más rápido y fácil de este verano

Su conejillo de indias fue su amiga Ari y a juzgar por las imágenes, Laura Escanes no lo hacía nada mal ya que la joven aparece de lo más relajada apoyada sobre el lavabo. De hecho, esta primera prueba como peluquera no se quedó ahí y después pasó al salón para secar y peinar la melena de su amiga.

Laura Escanes peluquera

Laura Escanes prueba suerte como peluquera por un día

Instagram @lauraescanes

Hace apenas dos semanas que 'Blondie Madrid' abría sus puertas y Laura no puede estar más feliz con la acogida. Desde el perfil oficial del centro aseguran que se trata de un rincón donde se respira "calma e inspiración" a partes iguales y se buscará la mejor versión de la clienta. "El nuevo templo de belleza", manifiestan.

Laura Escanes ha vuelto al trabajo por la puerta grande. Ella misma reconocía haber bajado su carga de trabajo para estar al lado de su hija Roma pero ahora que la pequeña es algo más mayor (en octubre cumplirá dos añitos) se ha visto en la necesidad de recuperar su actividad profesional. Además de sus labores como influencers y sus directos casi diarios en Twitch, la mujer de Risto Mejide se ha convertido en empresaria y no le va nada mal.