La tercera entrega de las audiciones a ciegas de 'La Voz' nos ha dejado momentos muy divertidos. Y la verdad es que casi todos han estado protagonizados por Antonio Orozco. El cantante es un bromista y no duda en picar a sus compañeros siempre que puede. Así pues, Paulina Rubio, Luis Fonsi y Pablo López aguantan el temporal Orozco como buenamente pueden. De ahí que ninguno se enfade cuando Antonio despliega sus alas y comienza el festival del humor. Todo ha sucedido cuando los cuatro 'coaches' se peleaban por una de las voces de la noche. Todos daban sus argumentos y Antonio Orozco se encargaba de sacar la artillería pesada: "Mira (le decía al concursante), yo te puedo dedicar todo el tiempo del mundo, pero claro, los demás no. Pablo está ahora liado con clases de piano, Luis viaje mucho a Ecuador por conciertos y Paulina necesita mucho tiempo para peinarse, arreglarse...". ¡Pero bueno!

Artículo relacionado

Es cierto que Antonio Orozco estaba de broma, pero anda que decir eso de Paulina y no apelar a su talento o a sus compromisos laborales como ha hecho con Luis y Pablo. ¡Muy mal, amigo! Menos mal que Paulina se lo tomó de manera divertida (eso o cortaron la escena ya que, de momento, el programa no es en directo). Una 'pullita' que llegaba después de que Paulina demostrase no estar muy centrada durante una de las actuaciones: "Es que Antonio ha sido el último en girarse". "Que no, que me llamo Pablo", le decía el cantante haciéndole ver que el último en girarse era él y no Orozco. ¡Ay madre!

Paulina, siempre polémica

Si tenemos en cuanta los comentarios en redes sociales, es cierto que la cantante no acaba de conectar con el público y muchos lo achacan a que no es natural y está un poco cortada. ¿Mejorará?