Nancy Dow está muy enferma. La salud de la madre de Jennifer Aniston es de lo más débil, después de haber vivido tres infartos en los últimos años. Ahora es una mujer sin energía, que pasa sus días encerrada en casa viendo la televisión con un único anhelo: hacer las paces con su hija, con la que lleva sin hablarse hace cuatro años.

Artículo relacionado

En el año 2000, la que un día fuera modelo y actriz episódica, escribió unas memorias, ‘From mother and to Friends: A memoir’, en ellas daba pelos y señales de cómo había sido la educación de su hija y cómo se comportaba en su infancia. A Aniston no le hizo ninguna gracia la visión que ofreció su progenitora, lo que le costó una gran discusión con ella. Después trataron de retomar la relación, pero, hace 4 años, de nuevo se produjo un distanciamiento. Y la relación es tan inexistente, que hasta Jen rehusó invitar a su propia madre a su enlace con Justin Theroux. Nancy se enteró de todo por la prensa,  no porque se lo hubiera contado su hija.

Ahora un amigo de la familia cuenta a InTouch que Nancy está muy sola y enferma. Tal vez esta sea la última oportunidad que tengan de hacer las paces por lo que esta sería una ocasión idónea para perdonar todo y abandonar el rencor. De momento, no se ha producido ningún acercamiento por parte de la actriz, quien siempre dijo que su madre había sido de lo más crítica con ella. “Ella fue modelo, era hermosa, despampanante. Yo no, nunca lo fui, y, honestamente, no creo que me viera a mí misma así, lo cual está bien. Pero ella era crítica. Muy crítica conmigo”.

¿Será esta la ocasión que estaban esperando las dos para olvidarse de lo dicho y ocurrido y, al fin, perdonarse?

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado