¡Nueva pareja en La isla de las tentaciones! Si antes de que empezara el reality se supo que Cristian y Andrea estaban juntos tras su paso por República Dominicana, su pareja, Melodie, también parece haber encontrado el amor. La joven habría dado una oportunidad a Beltrán, el soltero de Alicante que se lanzar a conquistarla en cuanto ambos pusieron un pie en Villa Playa.

Artículo relacionado

Melodie y Beltrán terminan juntos, al igual que Cristian y Andrea Gasca. Aunque la pareja decidió poner rumbo a República Dominicana para poner a prueba sus nueves años de amor, lo cierto es que los dos lo han encontrado en brazos ajenos. Algo que ya dejó claro el propio joven, quien la poco de entrar sentenció su relación. “He venido para separarme, no para reforzar nada”, aseguró. Una frase demoledora que hizo estallar todo por los aires y que llevó a su novia a tomar una drástica decisión: “Doy por finalizada mi relación”.

Tras estas palabras, Melodie parece volver a estar ilusionada junto a Beltrán. Al menos eso demuestra un vídeo que corre como la pólvora en las redes sociales. En él, la joven discute con Cristian en plena calle mientras que su nueva pareja le espera dentro de su lujoso coche, un carísimo Porsche. Un vehículo del que ya presumía en las redes sociales antes de poner rumbo a República Dominicana.

Spoiler de #LaIslaDeLasTentaciones 🌴🍎🐍

Una publicación compartida de La vecina del ático (@lavecinadelatico.es) el

En las imágenes, además, Melodie y Cristian protagonizan un tenso encontronazo en el que ella incluso le grita a otra mujer presente en la escena, que podría ser su exsuegra. “Él a los tres días se trajo a una tía a mi casa y lo pillé yo lleno de besos… En mi cama, ¿eso te lo ha contado? Yo no he hecho nada en mi casa”, asegura mientras se dirige al coche de Beltrán, en el que se termina marchando.

Artículo relacionado

Además de estas imágenes en las que aparecen juntos, Melodie y Beltrán han estado en los mismos lugares, tal y como se apreciaba en sus respectivas cuentas de Instagram. Sin embargo, no tardaron en borrar las fotografías para no dejar ninguna huella de su amor.