¡Qué bien y qué felices estaban Fani y Rubén con el inicio de su relación! Empezaron su coqueteo varios programas atrás y desde entonces ha ido viento el popa o, como le gusta decir a la comercial, “sin frenos y cuesta abajo”. Los concursantes de ‘La isla de las tentaciones’ ha sido los primeros en protagonizar un romance y también los primeros que ha saboreado el lado más amargo de la atracción, la discusión.

Artículo relacionado

Después de la ceremonia de la hoguera, Fani se quedó completamente rota al ver cómo sufría Christofer, su novio desde hace siete años y con quien ya, como le gusta decir al teleoperador, eran “una familia”. Entonces, Fani le confesó a Mónica Naranjo que se iba a distancia del exfubolista, una medida que ya ha hecho mella entre ambos. La tensión durante el programa de este martes en Cuatro se palpaba incluso al otro lado del televisor.

“El único apoyo que necesité ayer fue el tuyo y me dejaste sola”, le recriminó Fani a Rubén un momento después de que él le pidiera que tuviera una conversación a solas. “Estoy de bajón porque eres un apoyo importante para mí en la casa”, se explicó el exdeportista sobre su distanciamiento.

“Solo un apoyo”, remarcó Fani. ¡Cómo le dolió aquella expresión a la madrileña! “Bueno, y me gustas. A mí nadie me ha preguntado cómo me siento. Estoy de bajón porque me apetece estar contigo y no se puede”, explicó Rubén.

La reconciliación de Rubén y Fani

“Tengo que comprender mi situación y la tuya. Tengo que ir detrás de ti”, volvió a reprocharle Fani. Y por ahí sí que no iba a pasar Rubén. “Para mí, tonterías las justas, Fani”, zanjó. Después, se abrazaron y se reconciliaron. “Me encanta”, confesó luego la novia de Christofer con una sonrisa en los labios.