Fani Carbajo ha logrado contenerse tras ver con sus propios ojos como una de las personas más importantes de su vida ha sido capaz de traicionarle en televisión. La superviviente ha negado rotundamente lo que su tía Raquel ha ido contando en los platós, informaciones muy controvertidas que apuntan a que ejerció la prostitución. La novia de Christofer, que ha anunciado que tomará medidas legales inmediatas, ha lamentado verse envuelta en una situación tan desagradable y que además no es real. "Me tienen envidia, yo no hablo de nadie, solo estoy aquí para darle a mi hijo la infancia y el futuro que yo no he tenido", ha contado.

Artículo relacionado

Su prometido Christofer, con el que se casará en agosto, también ha podido ver las imágenes, después de Fani, y su reacción ha sido aún más radical. "Es asqueroso, de vergüenza no, lo siguiente. No esperaba que (Raquel) fuera como su hermana, capaz de sentarse para llenarse el bolsillo de billetes. Con tal de ganar dinero ahí están", ha dicho Christofer, que una vez más ha demostrado el máximo apoyo y amor incondicional que siente hacia Fani.

Fani

Fani, realmente dolida, ha desvelado a Jorge Javier que el dolor que siente al ver a su tía sentada en un plató despotricando de ella es mínimo al lado del miedo que sabe esta situación hará a su hijo. "Me da miedo el daño que le puede causar a mi hijo; el primer día que se sentó la hija de mi madre en un plató me preguntó que qué hacía la tía ahí... Solo pido que a él no le afecte, no tienen miramientos porque están obsesionados conmigo... Pero a mi familia que nadie la pise".

Christofer ha rogado que les dejen en paz y ha aclarado que ellos no están en televisión por fama: "Estamos luchando aquí por una casa y el día de mañana estar bien, no es fama". "Solo quiero ser feliz, Jorge, no quiero otra cosa", ha terminado Fani rota.