La estrategia de Kiko Rivera siempre suele ser la misma. Ataca a través de redes sociales y recula cuando pisa un plató de televisión. Así ha operado ya en diversas ocasiones y la última, con motivo del cumpleaños de Isa Pantoja, no podía ser menos. El DJ acudía a ‘El programa de AR’, espacio en el que colaboradora su propia hermana, y entonaba una especie de mea culpa después de su felicitación bomba que generó toda la polémica posible. Rivera, mientras ataca a su hermana, sí dejó claro que piensa respetar los deseos de su prima Anabel en cuanto a su boda. Todo con tal de no contravenir a la que es su gran aliada en la familia…

Artículo relacionado

Kiko Rivera e Irene Rosales piensan pasar por el altar. Tras una boda civil, la pareja está ya organizando su boda religiosa. Un evento al que piensan dedicar mucha ilusión y mucho esfuerzo pero que, claro, corre el peligro de eclipsar a la otra gran boda de los Pantoja: la de Anabel. La colaboradora de ‘Sálvame’ lleva meses dedicada a preparar todos los detalles de cara al gran día. ¿La fecha? Ya en 2020.

El hijo de Isabel Pantoja, en su última visita a ‘El programa de AR’, dejaba claro que en ningún momento piensa eclipsar el enlace de su prima. De hecho, tanto él como Irene tienen claro que retrasarán su boda hasta 2021 para que no coincida con la de Anabel. Un gesto de cordialidad y entendimiento que choca con el comportamiento que Kiko tienen con su propia hermana. Al DJ le faltan ya pocas cosas que afearle a Isa.

Sin ningún tipo de miramiento

Kiko ha demostrado una enorme falta de empatía con su hermana durante los últimos meses. Pese a asegurar en público sus intenciones de limar asperezas por el bien de la familia, el comportamiento que tiene a través de redes deja mucho que desear. ¿Esperará a encontrarse con Isa en la boda de Anabel? ¿Optará por pisar el freno, de una vez, y dejar los ataques para otro momento? No parece que la reconciliación entre en los planes del hijo de la tonadillera…