En un momento en el que Kiko Rivera ha decidido dar un paso atrás en su guerra mediática con Isabel Pantoja y su mujer, Irene Rosales, se derrumbaba al reconocer que "no podía más", el Dj ha dado comienzo a la semana con la mejor de las noticias. El joven, que este martes cumplirá 37 años, está volcado en el trabajo y en su familia. Entre tantas sombras, una luz brilla en el horizonte en forma de nueva aventura profesional.

Artículo relacionado

Renovarse o morir. Durante el confinamiento, Kiko Rivera aprovechaba su peso en redes sociales para hacer entrevistas con infinidad de personajes famosos a través de Instagram. Pues bien, después de recibir el apoyo de sus fans, el Dj ha recuperado su faceta como entrevistador y ha retomado el espacio: 'En casa con Kiko', que fue un auténtico éxito durante el encierro.

Esta vez cambiará de estrategia y pasará a la plataforma Twich, donde cada día conecta con sus miles de seguidores. Muy ilusionado con esta nueva andadura, Kiko Rivera estará respaldado por Bertín Osborne como primer invitado. El artista, que también está de actualidad por su inesperada ruptura con Fabiola Martínez, compartirá una divertida y amena conversación con el hijo de Isabel Pantoja el próximo sábado 13 de febrero, eso sí, cada uno desde su casa: "Todavía no me lo creo", escribía el Dj junto al anuncio.

Es un nuevo paso al frente de Kiko Rivera en el terreno profesional. Además, el artista sigue volcado en la música, su refugio en estos momentos tan delicados para él en el que no le tembló el pulso a la hora de romper de manera radical con su madre después de conocer los tejemanejes en los que se ha visto implicado sin saberlo: "Tengo que frenar por mi salud y centrar mis energías en la música", explicaba visiblemente agotado.