Kiko Rivera e Irene Rosales celebran hoy domingo su segundo aniversario de boda, pero no van a poder hacerlo juntos porque Kiko ha cruzado el charco por compromisos profesionales. Hace dos días estaba comiendo jalapeños (¿en México, quizá?) y hace unas horas tomaba un avión con un destino que no ha querido hacer público.

Pero Irene ha querido felicitar a su marido a través de las redes sociales y ha publicado varias fotos de su boda y un tierno mensaje. "Dos años ... Dos niñas ... Dos millones de veces que te diría SÍ, sí quiero ... Te amo con locura @riverakiko #7Octubre16 #nuestrodia", ha escrito Irene.

Artículo relacionado

Isa Pantoja, su cuñada, ha sido de las primeras en felicitarlos. "Os como el corazón", ha escrito. Y tras ella lo han hecho Raquel Bollo y Ares Teixidó.

Kiko Rivera ha encontrado en Irene Rosales a la horma de su zapato. Si durante años fue el 'enfant terrible' de Cantora, yendo de novia en novia –y con varios embarazos no deseados a cuestas–, está claro que con Irene ha sentado la cabeza. En diciembre de 2015 nació Ana, su primera hija en común, en octubre del año siguiente se casaron y en enero de este año nació Carlota, la segunda nieta de Isabel Pantoja. Junto a Irene ha formado una bonita familia y a nadie debería extrañar que algún día decidieran aumentarla.

Irene y sus hijas también han sido lan responsablen de la nueva figura de Kiko Rivera. El Dj decidió que tenía que cuidarse y como lo de ponerse a dieta no iba con él, optó por seguir los pasos de su prima Anabel y ponerse una banda gástrica. En unos meses, Kiko ha perdido más de 40 kilos.

¿Le dará tiempo a Kiko para plantarse en Sevilla y celebrar como se merece tan significativa fecha? Si se lo propone, seguro que sí.