Día histórico para los Rivera. Esta misma mañana, a eso de las doce del medio día, Kiko Rivera daba el primer paso en lo que es su gran acercamiento a la familia de su padre, su nueva familia. El DJ, arropado por sus dos hermanos, Fran y Cayatano, se personaba en Barbate (Cádiz) en la casa de su tío, José Rivera, ‘Riverita’, a quien no había conocido debido al distanciamiento que siempre había tenido con esta rama de su familia.

Artículo relacionado

Kiko Rivera, en su entrevista exclusiva para LECTURAS, destacó el comentario hecho por su madre, Isabel Pantoja, que más dolor le había causado. El padre de tres hijos, escuchó como su progenitora decía que la única Pantoja que había era su hermana, puesto que él, en realidad, era Rivera. Esto marcó un punto de inflexión en su relación, que ha acabado por romperse a raíz de su participación en ‘Cantora: Herencia envenenada’, donde advirtió a su madre que, a partir de esa noche iba a ser un Rivera de verdad y se iba a acercar a ese lado de la familia que ella le vetó. Una declaración de intenciones, que hoy a empezado a llevar a cabo con esta reunión en la más absoluta privacidad.

jose rivera riverita

Los tres hermanos han estado con ‘Riverita’ un total de dos horas en el domicilio de este, de donde Cayetano ha salido portando un capote. José, que tiene un salud delicada, ha estado charlando con ellos, algo que seguro llevaba años deseando, pues, tal y como aseguró su hermana Teresa todos los Rivera estaban esperando a Kiko con los brazos abiertos. Al fin, el músico iba a escuchar, de boca de los protagonistas, la otra parte de la historia que, hasta ahora, nadie le había contado.

Artículo relacionado

Tras una conversación de lo más extendida en el tiempo, Kiko ha salido con el rostro serio. El mismo rictus que le acompaña desde hace semanas. A su salida del domicilio de su tío, los hermanos han sido recibidos por un gentío que aplaudía la decisión de Kiko.