Cuando se cumple una semana de la polémica boda de Anabel Pantoja, Kiko Rivera ha reaparecido luciendo su mejor sonrisa. A juzgar por su rostro parece que el reencuentro con Isabel Pantoja le ha devuelto al Dj esa calma y alegría que tanto necesitaba en los últimos tiempos. Eso sí, hace caso omiso cuando se le menciona a su prima.

Kiko Rivera reaparecía este viernes en Sevilla en la rueda de prensa de los Premios Radiolé y no dudaba en atender a la prensa tras recibir un premio por su carrera musical que ha enviado directamente "hacia el cielo". Parece que las cosas empiezan a arreglarse en el clan Pantoja (con permiso de Anabel) y es que solo hay que ver al Dj para saber que la relación con Isabel Pantoja va por muy buen camino: "Me encuentro quizás en los mejores momentos de mi vida, personal y familiar", una rotunda afirmación que ha dejado a todos boquiabiertos.

Artículo relacionado

El Dj ha hecho gala de su naturalidad y no ha dudado en reconocer que las cosas con Isabel Pantoja están mucho mejor: "La relación con mi madre va poquito a poco", puntualizaba sin poder borrar la sonrisa de su rostro. Entonces, ¿el reencuentro está cerca? A juzgar por las últimas declaraciones de Kiko Rivera esa visita junto a Irene Rosales y sus hijas a Cantora tendrá que esperar, al menos, unos días más: "Este fin de semana trabajo pero todo a su debido tiempo y poquito a poco", sentenciaba.

Kiko ha recordado que como artista no tiene nada que reprochar a la tonadillera y sueña con el día en que puedan asistir a una entrega de premios juntos: "El mejor regalo sería que mi madre viniera a verme el 29 de octubre a los premios Radiolé. Se lo diré personalmente", advertía en unas palabras con mucho cariño y admiración.

No cabe duda que la muerte de doña Ana ha traído mucha luz al clan Pantoja y sobre todo ha devuelto a Isabel Pantoja el contacto con sus hijos.