Carla Barber ha vivido una auténtica pesadilla en las últimas horas. Y en la puerta de su casa. La novia de Diego Matamoros ha sufrido una brutal agresión tras ser asaltada por dos individuos justo cuando subía a su casa. Estaba sola, desprotegida cuando, por la espalda, la sorprendían con la "llave del mataleón" por la que acabó inconsciente unos instantes. Lejos de amedrentarse, se obligó a reponerse rápidamente, y ha llegado a conseguir información muy útil para que la Policía pueda dar con sus asaltantes. Desde 'Sálvame', Kiko Matamoros, que está muy pendiente la doctora especializada en medicina estética, ha querido mandarle unas palabras de ánimo y un deseo de que toda esta situación angustiosa quede atrás.

Artículo relacionado

De una pieza dejaba Carla a sus seguidores con la serie de 'stories' que ha publicado en su Instagram con el angustioso relato del asalto que sufrió anoche. La nuera de Kiko llegaba a su casa tras una larga jornada de trabajo y se percataba de que había dos chicos en su portal "esperando dentro, escondidos". Repentinamente, la cogían por el cuello y le practicaban una técnica de estrangulamiento con la que la dejaban sin conocimiento y se llevaban "joyas y el bolso".

Aprovechando que se encontraba en directo en 'Sálvame', Matamoros ha dado algunos detalles inquietantes sobre el violento asalto del que ha sido víctima la novia de su hijo. "Estaban esperando en el portal de su casa, o sea que sabían exactamente dónde vivían. La policía puede tener sospechas por dónde vienen los tiros", afirmaba. ¿Estaba apuntando Kiko a un "instigador" en la sombra?

Artículo relacionado

El tertuliano lo tiene claro, que no se ha querido detener mucho en la parte más turbia de esta historia y se ha concentrado en mandar un mensaje de ánimo tanto a Carla, por quien también ha expresado el enorme orgullo que le ha producido saber cómo ha reaccionado ante una situación tan tensa y estresante como la que ha afrontado. "A mí, me parece que ella ha demostrado el perfil que es de mujer fuerte, por su reacción, porque otro se viene abajo", señalaba con cariño.

Diego se encuentra totalmente volcado en cuidar a Carla en estos difíciles momentos, y Kiko les ha mandado "un beso grande" para hacer frente a los próximos días y, sobre todo, unas palabras de calma, apoyando las palabras de su nuera: "Que estén tranquilo, porque Carla tiene razón: lo perdido son cosas materiales, y ahora se trata de esclarecerlo todo".