Además de en la sonada reconciliación entre Gianmarco y Adara, todas las miradas están puestas en el acercamiento constante entre Kiko Jiménez y Estela Grande. Aunque su primer cara a cara fue cuanto menos amistoso, la convivencia está llevando a los concursantes a acercar posturas.

Kiko ha aprovechado la prueba semanal en la que tienen que estar 'atados' a todos sus compañeros para explicarle a Estela algunos malentendidos que han surgido entre ellos y para justificar su actitud fuera de GH VIP 7: "Tuve que dar muchas explicaciones, yo ya no sabía como decirlo". Kiko le ha asegurado que sufrió mucho y llegó a perder diez kilos e intentó hacer las cosas de la mejor manera posible.

Artículo relacionado

Estela Grande y Kiko Jiménez

Las palabras no han convencido del todo a la modelo pero, sin embargo, si ha servido para que hayan protagonizado un nuevo acercamiento. Tanto que Estela le ha reprochado a su compañero que nunca le hubiese dicho 'Te quiero': "Recuerdo que te dije tres veces 'Te quiero' y nunca me respondiste". Una situación en la que Kiko se excusó alegando que no es cariñoso: "Igual lo he podido sentir en un momento dado pero no manifestarlo".

Esta conversación la mantuvieron mientras Kiko daba de comer a Estela con motivo de la prueba semanal, una tesitura que llevó al colaborador de 'Mujeres y hombres y viceversa' a juguetear con la que fuera su mejor amiga dentro de la casa de 'Gran Hermano'.

Aunque intentan mantener distancias, lo que es evidente es que entre ellos existe un cariño especial que no quieren exteriorizar por lo que puedan pensar sus respectivas parejas fuera de la casa. De hecho, Estela le reconocía a Kiko que no decidió entrar a 'El Tiempo de descuento' hasta el último momento: "No me apetecía", le aseguraba aunque después de tres días está feliz de haber aceptado el reto.