¡Ay los hijos! Que nos ven maravillosos y ¡hasta nos fotografían maravillosos! Kiko Hernández, sin posar y sin saber que una de sus mellizas andaba trasteándole el móvil, acabó inmortalizado en una de las mejores instantáneas de su carrete. Desde luego, la niña tiene don para la fotografía. Y a su padre se le cae la baba con este tempranísimo talento de su retoño.

Artículo relacionado

Abril y Jimena han cumplido cuatro años y su padre está como loco con ellas. Su vida cambió de golpe cuando vinieron al mundo y pusieron su realidad patas arriba. A Kiko Hernández le tocaba cambiar el foco y ponerlo en las niñas, que se convirtieron en el eje de todo. A partir de entonces, todas las decisiones que tomaría el colaborador serían pensando en ellas, y buscando siempre lo mejor para las pequeñas, a quienes protege por encima de todas las cosas.

Kiko Hernández.

Kiko Hernández fotografiado por una de sus hijas en su momento de mayor relax a la hora de la cena

@kikohernandeztv

Kiko Hernández ha cambiado sus rutinas laborales, vive menos pegado al móvil y a aprendido a que, cuando está en su tiempo libre, lo único que importa son ellas. Antes, él, que es un apasionado de su profesión, se podía pasar las 24 horas buscando información nueva, pero esos días de ‘workaholismo’ han quedado muy atrás. Con la llegada de las niñas, también renunció a su ‘Villa Chatín’, el espectacular chalet que se construyó tras salir de Gran Hermano. Había llegado el momento de buscar una casa más familiar que todos pudiesen disfrutar y fuera más apta para sus nuevas necesidades. Y, por supuesto, sus planes de ocio también han cambiado. Ahora Kiko adora dar paseos por la naturaleza y visitar parques infantiles, en los que no solo las mellizas acaban con la boca abierta al contemplar a los animales, también lo hace el adulto. Además, desde las pasadas Navidades, una nueva compañera de juegos se ha sumado a sus vidas. El de ‘Mejor llama a Kiko’ adoptó a una preciosa galga de la sección ‘Perro qué bien’ de ‘Sálvame’, desde entonces, Nicoletta es una más en la familia.

kiko hernandez barbacoa casa

Kiko Hernández se marca una barbacoa en el jardín de su casa.

Instagram @kikohernandeztv

Anoche, tras haber compartido una barbacoa al medio día y después despedirse de las niñas para ir a trabajar, los Hernández volvieron a reunirse a la hora de la cena. Kiko, ataviado con ropa cómoda y relajado tras la intensa tarde que vivió en plató, apuraba lo que le quedaba en el plato. Volvía a estar tranquilo y en paz, disfrutando de quienes más quiere. Y fue precisamente en ese momento de relajo cuando una de las niñas hizo ¡click! Y disparó. Y así le inmortalizó. “Feliz”, escribió el colaborador. No lo tiene que jurar.