Es un clásico de ‘Sálvame’. El programa de las tardes de Telecinco, este año bajo la batuta de Núria Marín, se organizaba un especial para el día de Todos los santos con disfraces terroríficos. Belén Esteban, Chelo García-Cortés o Laura Fa acudían con sus mejores -o no- galas, pero no todos los colaboradores habituales estuvieron presentes. Kiko Hernández, poco amigo de esto de los disfraces, se montó un plan alternativo igual de terrorífico

Artículo recomendado

Ana Rosa Quintana anuncia que tiene cáncer de mama: "Estoy tranquila y confío en mis médicos"

Ana Rosa Quintana anuncia que tiene cáncer de mama: "Estoy tranquila y confío en mis médicos"

Kiko Hernández va recuperando el ritmo. El colaborador de ‘Sálvame’, tras tener que ausentarse unas semanas para recuperarse del durísimo mazazo que supuso la pérdida de su amiga Begoña Sierra, ha vuelto. Con más fuerzas y más ganas de seguir, Kiko se ha refugiado en los suyos para cargar las pilas y volver a la estabilidad. Y claro, sus pequeñas han tenido un papel fundamental. No hace nada sin la compañía de sus hijas.

“El mejor plan para los más pequeños y para los grandes también!”, escribe el colaborador en su cuenta de instagram. Kiko Hernández cambió su puesto en ‘Sálvame’ por un plan de lo más divertido y terrorífico: un día en el Parque de atracciones de Madrid. Con sus sustos, sus risas y sus derroches de adrenalina. Seguro que se lo pasaron estupendamente.

Kiko Hernández

Kiko Hernández cambia 'Sálvame' por un planazo de lo más terrorífico

Instagram @kikohernandeztv

De vuelta

Kiko Hernández regresaba a su puesto de trabajo en ‘Sálvame’ tras unos días de ausencia. El colaborador pedía tomarse un descanso tras la repentina muerte de su amiga Begoña Sierra, cofundadora del Bingo Las Vegas. Un nueva pérdida que dejaba a Kiko muy tocado, sin fuerzas para continuar como si nada. Tras unas semanas junto a sus hijas y los suyos, el colaborador retomaba su trabajo con energía y confesaba que se encontraba ya mucho mejor.