Los retoques estéticos están dando mucho que hablar en ‘Sálvame’. Todo después de que el hijo de Diego Matamoros pasara por quirófano para conseguir remarcar mucho mas sus abdominales y, posteriormente, sus glúteos. Unas operaciones que han conseguido que los colaboradores del programa se sinceren sobre todas las veces que han recurrido a ellos. Si chelo García Cortés mostraba muy orgullosa su barriga tras adelgazar 15 kiloseste pasado miércoles 19 de agosto, el reportero Kike Calleja, presente en plató, tampoco ha dudado en desgranar, uno a uno, todos los pequeños retoques que se ha realizado a lo largo de su vida.

Artículo relacionado

Muy sincero, Kike Calleja ha reconocido que ha pasado por quirófano en más de una ocasión para así lucir perfecto. “Me puse carillas en los dientes, me puse un injerto capilar porque estaba perdiendo pelo, de cara me pongo bótox y ácido”, ha revelado el reportero ante el resto de los colaboradores del programa.

Kike Calleja
Telecinco

Lo cierto es que Kike Calleja ha vivido un cambio espectacular en los últimos meses. El reportero ha reaparecido en el programa tras sus más que merecidas vacaciones mucho más moreno y con algún que otro kilo más. A esto hay que añadir los pequeños retoques del reportero, quien ha reconocido que recurre al bótox y al ácido. Algo que ha provocado que su aspecto sea muy diferente al que tenía cuando se dio a conocer en televisión.

Artículo relacionado

En su vuelta a los platós, Kike Calleja no ha dudado en pronunciarse sobre la supuesta crisis que están viviendo Sara Carbonero e Iker Casillas. El reportero ha confesado que ha recibido una llamada de “una persona muy cercana” al portero con una pregunta que le ha hecho dudar. “Me han preguntado si van a salir publicada ciertas cosas porque, si saliera, podría hacer tambalear su matrimonio”, ha asegurado el periodista, aunque ha reconocido que a día de hoy “no hay certeza de que la tenga nadie”.