Karina ya se encuentra en casa recuperándose de ese traspiés que le ha causado una dolorosa fisura en el hombro y que la ha dejado inmovilizada de cara a las próximas semanas. La cantante Karina nos sorprendió con una imagen a las puertas del hospital con el brazo en cabestrillo y ella misma explicó qué había sucedido.

Artículo recomendado

'Sábado Deluxe': Karina se sincera, como nunca, sobre sus serios problemas económicos

'Sábado Deluxe': Karina se sincera, como nunca, sobre sus serios problemas económicos

"Pues de esta guisa estoy 🤦‍♀️. Un pequeño traspié me tiene el hombro inmovilizado por una fisura. Me temo que pocos vídeos podré hacer en los próximos días, pero prometo ir contándoos como va mi evolución. Lo importante es que estoy bien y requete cuidada. Cuidado con las caídas!! #caidastontas". Que Karina, a sus 75 años, este "requete cuidada" nos alegra, porque en estas circunstancias no es conveniente que esté sola.

Karina

Karina, con el brazo en cabestrillo, a las puertas del hospital al que acudió tras sufrir "una caída tonta".

@karina_artista_oficial

Además, se da la circunstancia de que hace dos días fue el primer cumpleaños de su nieta Ana, tal y como comenta la propia Karina en el vídeo que ha compartido en sus redes sociales. Abuela de tres preciosas criaturas, dos niños y una niña, de sus hijas Azahara y Rocío, estar con sus nietos le da la vida. "Soy muy consentidora con ellos", ha revelado.

En el vídeo, Karina aprovecha también para agradecer todos los mesajes de apoyo y cariño que ha recibido de sus fans, que no son pocos, basta ver que tiene 60.000 seguidores en Instagram. Karina se abrió la cuenta a raíz del confinamiento, animada por sus hijas, con las que, a veces, incluso ha compartido algún que otro tik tok. La propia Karina ha confesado que permanecer activa en las redes sociales le ha servido todo este tiempo para no caer en una depresión, algo que ha sucedido, desgraciadamente, a muchas personas durante la pandemia.