Este domingo 18 de abril, Julia Janeiro, hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, alcanza la mayoría de edad. La expectación alrededor de este acontecimiento de su vida es máxima y todo lo que está relacionado con su desconocida vida causa un gran interés. Y es que tanto el extorero como la odontóloga han protegido su privacidad con celo, una empresa casi imposible, teniendo en cuenta su proyección mediática y las batallas en las que han estado enzarzados con Belén Esteban. Aunque desconocida para el gran público, las actividades favoritas de Julia Janeiro no distan mucho de la del resto de jóvenes de su edad.

Artículo recomendado

Así es Julia Janeiro, hija de Jesulín y María José Campanario

Así es Julia Janeiro, hija de Jesulín y María José Campanario

La moda, las series de Netflix, los temazos para bailar, el cine romántico o de acción y, como no, las redes sociales. Si bien tiene con candado su cuenta de Twitter y en Instagram le ha hecho una limpieza de cara a su contenido, son la ventana a través de las que ha dejado a su legión de seguidores asomarse a su mundo. En las fotos que publica, muestra una imagen fuerte, segura de sí misma, pero a sus casi 18 años, ha tenido experiencias dolorosas y transformadoras como el acoso escolar que sufrió en el colegio.

Julia Janeiro

Siendo apenas una niña todavía, Julia Janeiro fue víctima de un episodio de 'bullying' sobre el que ella misma se sinceró a través de sus redes sociales. Ahora entre sus fotos, la vemos posar con su ropa favorita, con pose desafiante, pero la hermana de Andrea Janeiro, es una chica sensible, que sabe lo que es la angustia de ataques injustificados que hacen la vida imposible.

Artículo recomendado

Julia Janeiro: nuevo giro en su futuro profesional a punto de cumplir 18 años

Julia Janeiro: nuevo giro en su futuro profesional a punto de cumplir 18 años

Con una madurez poco común en su edad, Julia ha conseguido que aquella experiencia quede en un recuerdo del pasado, situado en un lugar pequeño de su mente. Para afrontarlo y superar aquella situación límite, la joven contó con el apoyo y la ayuda de incalculable valor de sus padres. Jesulín de Ubrique y María José Campanario la acompañaron y arroparon en todo el proceso. “Adoro a mi familia y soy la persona que soy gracias a ellos. Son todo para mí y mi pilar fundamental”, ha explicado en sus redes sociales, con orgullo y emoción.