A última hora del pasado miércoles salía a la luz el escabroso relato en el que el popular productor y exmiembro de La Trinca, Josep María Mainat, había sido víctima de un intento de asesinato por parte de su mujer, Ángela Dobrowolski.

Tal y como publica La Vanguardia, detuvieron a Dobrowolski, de 37 años, el pasado mes de junio después de que hallaran indicios de que había intentado matar a su marido. Al ser diabético, la alemana le administró insulina mientras dormía, lo que le produjo un coma que pudo acabar con su vida. El objetivo de Angela no era otro que ser una de las beneficiarias de la herencia millonaria de su todavía marido, de quien estaba separada desde principios de 2020.

Tras pasar a disposición judicial, finalmente fue puesta en libertad con cargos y con la obligatoriedad de presentarse cada semana en el juzgado.

Artículo relacionado

Josep Maria Mainat
GTRES

Desde que saliera a luz semejante historia, Mainat ha sido el personaje más buscado. El exmarido de Rosa Maria Sardà, muy prudente, ha dado unas primeras declaraciones que eran recogidas por 'Sálvame'. En estas primeras y esperadas palabras, el productor asegura estar “bien”, y apunta que el suceso tuvo lugar hace ya tres meses: “La investigación sigue en marcha y ya se verá cómo evoluciona”. Eso sí, no quiere entrar en más detalles y fija su postura con respecto a la polémica: “No vamos a hacer declaraciones”.

Por su parte, Toni Muñoz, periodista de La Vanguardia que hacía pública la noticia, compartía su opinión después de mantener una conversación con Josep Maria: "Él estaba convencido de que su mujer, después de lo que pasó, había querido asesinarlo. Desde el minuto uno que recobra la consciencia del coma se da cuenta de que lo han intentado asesinar", unas duras declaraciones que ponen la piel de gallina.

La cosa no se quedaba ahí y un amigo muy cercano a la familia le confesaba a Laura Fa que el productor "sospechaba" que su mujer llevaba días “intentando envenenarle poco a poco para que llegara más debilitado”.

El redactor ha dado más detalles. Cuenta que en un primer momento no sabía si quería interponer una denuncia contra su mujer, "creía que su mujer solo necesitaba ingresar en un psiquiátrico, que estaba en shock por el divorcio" y, por ello, fue su hijo mayor, Pol Mainat, fruto de su relación con Rosa Maria Sardà, el que tomó medidas legales contra Angela y después él ha impulsado la causa contra su mujer.

Ocho años casados

La situación es bastante complicada y es que no hay que olvidar que el matrimonio tiene dos hijos pequeños: Jara y Joan, de ocho y cuatro años respectivamente, único motivo por el que Mainat no ha roto de manera tajante con todo lo relacionado con Dobrowolski: "Tienen dos hijos en común muy pequeños y consideró que no se podía privar a sus hijos de ver a su madre", aseguraba Toni Muñoz.

Josep Maria Mainat y Angela

Según explicaba Chelo García-Cortés en 'Sálvame', Josep Maria Mainat se casó con Angela Dobrowolski hace ocho años porque ella se lo pidió. La tertuliana, además, ha asegurado que ella ha tenido problemas psiquiátricos y su personalidad es bastante complicada. En la actualidad, los dos hijos de la pareja vivían con él y de vez en cuando, su mujer pasaba algún día allí, como en la ocasión en la que tuvo lugar el presunto intento de asesinato.