No se ha callado nada. Josep María Mainat, tras semanas en el candelero, debido a su supuesto intento de homicidio por parte de su ex pareja, Ángela Dobrowolski, ha revelado cómo se siente actualmente. El productor, en una entrevista para el programa ‘Tot es mou’ de TV3, ha contado que a raíz de este suceso siente miedo de la mujer con la que ha compartido los últimos años...

Artículo recomendado

Angela Dobrowolski, desalojada, abandona la casa de Josep Maria Mainat por su propio pie

Angela Dobrowolski, desalojada, abandona la casa de Josep Maria Mainat por su propio pie

No reconozco a la Angela que conocí. Y, visto lo visto, creo que es capaz de hacer cualquier cosa y no sé dónde está el límite”, contó con voz seria en el programa de la televisión catalana, tan solo dos días después de volver a demandarla por supuesto asalto a una de sus casas, en concreto, la que tiene en Canet del Mar; tan solo unas semanas después de que la policía la obligara a abandonar la casa en la que, supuestamente, se produjo el intento de homicidio. Josep Maria Mainat está completamente desolado, pues no reconoce en el comportamiento de Ángela, a la mujer de la que se enamoró y con quien tuvo dos hijos.

Artículo recomendado

Josep Maria Mainat, a la salida del juicio: "No odio a Ángela"

Josep Maria Mainat, a la salida del juicio: "No odio a Ángela"

Fue una entrevista en la que el excomponente de la Trinca se mostró muy conciliador y con el recuerdo de lo que tuvieron muy presente. “Yo la querré siempre, hemos estado juntos diez años, hemos sido felices y tenemos dos niños fantásticos”. Según Josep Maria, entre ellos, lo único que falló al final de todo, “fue el enamoramiento”. Aún así, le tiende su mano. “Tiene que pedir ayuda. Todos los que la rodeamos se la daremos”.

Sobre el juicio que aún tienen pendiente sobre el supuesto intento de homicidio, dijo. “Ángela tiene que demostrar que es una persona sensata e incapaz de asesinar a su marido”; un claro llamamiento a que su ex reaccione y aún esté a tiempo de salvar la relación “humana” entre ellos.

Debido a la intranquilidad que rodea al ex miembro de la Trinca, Josep Maria Mainat se ha visto en la obligación de contratar a un servicio de seguridad privada.