Más de 1.000 ucranianos han llegado a España desde que Rusia invadiera su país hace 15 días. Esta situación tan trágica ha creado un tsunami de solidaridad sin precedentes en el viejo continente. Si la historia de Sol Macaluso, reportera de Mediaset, nos acogió a todos, este jueves ha sido Jorge Pérez, ganador de 'Supervivientes 2020', quien ha contado la odisea que tanto él como su mujer han vivido para acoger a una familia de refugiados en su propia casa.

Artículo recomendado

Jorge Pérez y su mujer Alicia Peña van a ser padres de nuevo, esperan su cuarto hijo en común

Jorge Pérez y su mujer Alicia Peña van a ser padres de nuevo, esperan su cuarto hijo en común

Hace solo unos días, Jorge Pérez compartía con sus compañeros de 'Ya es mediodía' que estaba en contacto diario con una joven ucraniana con la que mantenían una estrecha relación porque durante años fue la au pair de sus hijos. "Ver esto en la época en la que estamos es un sinsentido", reconocía muy afectado tras conocer de primera mano lo que está viviendo la ciudadanía ucraniana.

jorge pérez 2

Jorge Pérez se abre en canal sobre el trastorno que padeció.

Telecinco

Ni cortos ni perezosos, Jorge y su mujer se pusieron manos a la obra y con la ayuda de un grupo de personas anónimas movieron cielo y tierra para traer a la familia de esta chica a España y después de muchas idas y venidas, este jueves confirmaba que ya tienen fecha de llegada: "Estamos muy contentos porque finalmente hemos conseguido que vengan", contaba mucho más tranquilo. Tal y como él mismo ha revelado, estas tres personas se instalarán en su casa "por tiempo indefinido".

Artículo recomendado

Lilit Manukyan, la ganadora de 'Pasapalabra' que creció en Rusia, devastada por la guerra en Ucrania

Lilit Manukyan, la ganadora de 'Pasapalabra' que creció en Rusia, devastada por la guerra en Ucrania

El compromiso del colaborador de televisión con el pueblo ucraniano es tal que, por si esto fuera poco, siguen "a la espera de que venga más gente". Al margen de esta gran noticia, Jorge ha querido aprovechar su altavoz en 'Ya es mediodía' para censurar los altos precios de los vuelos desde países como Polonia y es que por tres billetes han tenido que desembolsar 3.000 euros.