Todos tenemos muy presente la tragedia del volcán Cumbre Vieja en La Palma. Ahora existe un riesgo similar en la isla de San Jorge, en las Azores, justo donde se encuentran Jesús Calleja y Joaquín Prat grabando 'Planeta Calleja'.

Artículo recomendado

Joaquín Prat se abre en canal con Jesús Calleja tras abandonar 'El programa de AR' temporalmente

Joaquín Prat se abre en canal con Jesús Calleja tras abandonar 'El programa de AR' temporalmente

"Sabíais que en las islas Azores hay 1.766 volcanes de los cuales 9 están activos. En este momento en la isla de San Jorge están en alerta 4 sobre 5 por explosión de un nuevo volcán. Estas fuerzas de la naturaleza han esculpido un lugar perfecto para la aventura! mi invitado @joaquinprat esta FLIPANDO!", ha escrito Jesús Calleja en sus redes sociales.

Por suerte, Jesús y Joaquín están grabando en otra de las islas del archipiélago, la isla de Pico, lo que no significa que estén totalmente fuera de peligro, ya que está a pocos kilómetros de la isla de San Jorge. De haber erupción, la nube tóxica que se desprende puede causar serios problemas respiratorios. Además, de todos es sabido que al aventurero leonés le gusta llevar a sus invitados al límite. "Siempre tenemos un plan, es más, mañana la aventura va a continuar, tengo varias cosas en la cabeza. Como esto es un volcán y tiene varios tubos de lava, algo se me ha ocurrido para hacer bajo tierra por esos tubos de lava del volcán". Así es Calleja.

Joaquín Prat, por su parte, está disfrutando al máximo de esta aventura. "Lo necesitaba", ha confesado. Y ha escrito: "Pies en el suelo a la vista de las estrellas", aunque lo ha hecho en latín: "Pedes in terra, ad sidera visus".

La isla de San Jorge es una de las cinco que conforma el archipiélago portugues, situado a 1.500 kilómetros al norte de las islas Canarias. El 15% de su población ya ha iniciado la evacuación de sus casas. Al igual que sucedió con el volcán de La Palma, en las Azores los movimientos sísmicos son cada vez más numerosos. Se calcula que en los últimos días se han registrado cerca de 2.000, si bien la población solo habría notado 150 de ellos.