Por fin ha habido reencuentro entre Jesulín de Ubrique y su hija mayor, Andrea, nacida de su relación con Belén Esteban y con la que no ha tenido una relación fluida en muchos años, una queja que era la cantinela que repetía una y otra vez la de San Blas. Sin embargo, y desde hace un tiempo, Jesulín y su hija mayor mantienen una buena relación, aunque no se vean todo lo que quisieran, ya que el torero vive en Arcos de la Frontera, Cádiz, mientras que la hija de Belén vive en Paracuellos del Jarama con su madre desde que se estalló la pandemia.

Artículo recomendado

El cariñoso guiño de Jesulín de Ubrique a María José Campanario desde 'El Desafío'

El cariñoso guiño de Jesulín de Ubrique a María José Campanario desde 'El Desafío'

Claro que Jesulín viaja todas las semanas a Madrid para grabar 'El Desafío', el programa en el que él y otros famosos se enfrentan a retos casi imposibles de superar. Para hablar de este programa, Jesús Janeiro asistió como invitado a 'El Hormiguero', espacio que presenta Pablo Motos y que pertenece a la misma productora de 'El Desafío'. Jesulín no acudió solo al plató de Atresmedia, sino que lo hizo acompañado de sus tres hijos, Andrea, Julia y Jesús, en un reencuentro familiar que hacía años que no se producía, tal y como desveló el periodista Carlos Otero en 'Viva la vida'.

No es la primera vez que las dos hijas de Jesulín asisten a 'El Hormiguero'. Hace unos años, cuando las dos eran aún menores de edad, se enteraron de que su 'crush' Justin Bieber iba a ser entrevistado por Pablo Motos. Las niñas le pidieron a su padre, muy amigo del presentador valenciano, que por favor las permitiera estar en el plató para ver de cerca a su ídolo. Jesulín no tuvo más que levantar el teléfono y, por supuesto, las dos niñas estuvieron sentadas en primera fila. Incluso, alguna indicación debió recibir el cantante canadiense, porque mientras estuvo interpretando su canción se acercó a donde estaban las dos hermanas, les dio la mano y les cantó, en una época en la que no eran obligatorias las mascarillas y no era posible pixelarlas siendo un espacio en directo. Ese momentazo fue compartido por la propia hija de Belén Esteban cuando tenía abiertas sus redes sociales.