Jessica Bueno (33 años) abandonó la casa de Guadalix de la Sierra el pasado jueves. Su aventura acabó tras ser expulsada y eso dejó destrozado a Luitingo. El cantante se ha dejado ver muy afectado. Le ha cambiado el ánimo desde que ya no convive con ella. Mientras la modelo ha tratado de recuperar su rutina de antes, algo que no ha sido tan sencillo como ella hubiera creido. 

Después de dos meses incomunicada en la casa de Guadalix de la Sierra, la modelo se ha reencontrado con tres de los hombres más importantes de su vida. Ese momento lo ha compartido con sus seguidores de Instagram."Siento estar desconectada, pero sé que me entendéis", se justificaba Jessica junto a una tierna imagen en la que está abrazada a su hijo mayor. La modelo ha pasado sus últimos días junto a sus tres hijos. Quien no aparece en estas imágenes es Pablo Marqués. 

Jessica Bueno ya hizo frente a la ausencia de Pablo Marqués en su expulsión. El empresario no acudió al plató de 'GH VIP'. El acercamiento entre la modelo sevillana y Luiitngo generó muchas preguntas, muchas de ellas tenían que ver con el que hasta ahora ha sido su pareja. Él le ha apoyado desde que entró en la casa, pero ha optado por un perfil bajo y una defensa más discreta de lo que muchos esperaban. No ha pisado el plató de 'GH VIP' ni ha alentado a sus seguidores para que salven o no a su pareja. Lo que sí ha hecho es compartir algunas publicaciones y dedicatorias que demostraban el amor y confianza que sentía por Jessica.

Su último gesto podría apuntar a que la relación entre Jessica y Pablo no va bien. El empresario ha borrado, para sorpresas de muchos, todas sus fotografías con Jessica Bueno de su perfil de Instagram. Pablo había subido varias imágenes juntos, hablando del amor que sienten el uno por el otro. Sin embargo, estas fotografías ya no se pueden ver en su cuenta. Algo de lo que Jessica ha rendido cuenta en 'El Debate': "En mi perfil no habido contenido de esta tipo. La prensa estaba muy pendiente a todo cuando yo aún estaba intentando retomar mi vida. Fue entonces cuando me enfadé y decidí que lo mejor era mantenerlo en privado. Él ha subido unas cuantas fotografías mientras yo estaba en la casa para apoyarme".

Jessica, lejos de atajar los rumores, ha aprovechado su presencia en el plató para hacer una petición a sus seguidores y aquellos que quieren saber de ella: "Que se enfoquen en mí, en que estoy bien, en mi familia, en mis hijos, en mi trabajo... Que no se tenga en cuenta de quien me enamoro o de quien no".

El acercamiento de Luitingo a Pilar Llori

La expulsión de Jessica Bueno ha desestabilizado, y mucho, a Luitingo. Los ánimos del cantante han cambiado. Sin embargo, lo que también ha modificado es su actitud con respecto a Pilar Llori también. Ha sido Marta Peñate quien se ha percatado. "¿Qué ha cambiado en el hecho de que ayer estuvieras a diez metros de ella y no quisieras saber nada de ella a que hoy hayas hablado con ella varias veces?", le decía directamente. "Bueno, solo le he comentado dos cosas", le ha contestado. Marta estaba convencida de que esos dos comentarios eran mucho más, iban "con bromita incluida". "Cambian los días, las situaciones, los momentos", contestaba él. Luitingo trató de concluir la conversación y se fue de la cocina. Antes de eso, Marta le espetaba: "Lo próximo que harás será darle un abrazo y decirle 'te quiero mucho".

Pilar estaba presente en la conversación. Una vez la dieron realmente por concluida. Marta y Pilar se reunían para cotillear sobre lo sucedido. Se les unía Belén Rodríguez. Este cambio de actitud es un acercamiento por parte de Luitingo hacia Pilar, algo que nadie parece entender en la casa ni nadie esperaba. Pilar, por su parte, ha decidido, de momento, no entrar en el juego.