Jesé Rodríguez es insuperable a la hora de generar polémicas. En el que puede ser el peor momento de su carrera profesional, el canario ha recibido una dura reprimenda por parte de la jueza tras ausentarse del juicio en contra de Aurah Ruiz, madre de su hijo Nyan, a quien acusa de acoso.

Artículo relacionado

Aunque el acercamiento entre ellos es evidente, sobre todo después de verles pasear por las calles de Gran Canaria junto a su hijo, el pasado siempre vuelve y en este caso en forma de demanda. Este lunes, 14 de septiembre, era la fecha en la que la exgran hermana y el futbolista tendrían que verse las caras frente al juez como consecuencia a la denuncia que interpuso el propio Jesé en contra de la que fuera su pareja por un supuesto acoso a través de las redes sociales durante 2018.

La defensa del deportista informó que su cliente no se personaría en la sala por estar en un entrenamiento con su club, una decisión que enfadó enormemente a la letrada: "Jesé es otro cualquiera. Si no se presenta tiene que ser su empresa, en este caso su club, quien me lo notifique", sentenciaba muy molesta.

Las cosas se le ponen feas al futbolista. La juez que lleva el caso ha interpuesto una multa de 3.000 euros al delantero canario ya que considera su ausencia como no justificada. Por si esto fuera poco, se le ha hecho saber que si vuelve a faltar al siguiente juicio, fechado para el próximo 14 de diciembre, se le acusará de obstrucción a la Justicia.

Por su parte, si finalmente Aurah fuera declarada culpable será condenada a 100 días de trabajos en beneficio de la comunidad o un año y tres meses de prisión.

Ni Aurah ni Jesé han hecho declaraciones al respecto. De hecho, la joven, después de personarse en el juzgado de Las Palmas compartía una bonita instantánea con su hijo y seguía con su vida normal como si nada hubiera pasado. ¿Quedará esta denuncia en agua de borrajas o se reactivará la guerra entre la influencer y el futbolista?