Dos meses y cinco días han pasado desde que, el pasado San Valentín, Sergio Ayala e Ivonne Reyes se fundieran en un beso que fue el pistoletazo de salida para lo que, finalmente, es una relación que se consolida por momentos.

Artículo relacionado

Si sus primeros compases como pareja estuvieron sembrados de dudas por el hecho de encontrarse ambos concursando en un reality, el paso de tiempo y sus constantes fotografías juntos derrochando muestras de cariño parece que son la prueba de que lo que hay entre ellos va mucho más allá de las paredes de la casa de Guadalix.

A la vez que afianza su relación con el guapo concejal, Ivonne mantiene el enfrentamiento más duro con Pepe Navarro. La venezolana y el presentador son padres de Alejandro aunque, el papel de padre del menor es algo que Navarro no acepta por mucho que haya sido así dictaminado por un juez.

El presentador continúa su guerra contra Ivonne Reyes pese a que el Supremo no admitió a trámite la última prueba de su hija Andrea para demostrar que ella no es hermana de Alejandro, hijo de Ivonne. Navarro tacha, de hecho, la postura de la exconcursante de 'GH VIP' como "un espectáculo infantil, ridículo y bochornoso" y añade enrabietado: "Tendría que ir a un parvulario".