En casa de Hugo Sierra e Ivana Icardi han vivido un día de lo más especial.El uruguayo ha cumplido 47 años y si por algo ha sido especial este aniversario ha sido porque es el primero que pasa junto a su pareja. Hace un año ni siquiera se conocían y Hugo pasó este día viendo cómo Adara, su por entonces novia, estaba concursando en ‘GH VIP’ junto a Gianmarco Onestini. Así que la de esta vez ha sido una celebración muy diferente a la que tuvo hace doce meses. Ivana se ha volcado por completo con Hugo en este día. Le ha hecho una declaración de lo más romántica a través de sus redes sociales y le ha llevado una tarta para que soplara las velas. Pero si algo ha dejado ver este cumpleaños más allá del amor que se profesan, es cómo se lleva ella con la familia de él.

Artículo relacionado

Ivana ha compartido en sus stories una fotografía de lo más familiar. En ella aparecen Hugo, Ivana y toda la familia del exnovio de Adara Molinero en un salón, sonriendo y celebrando. La madre de Hugo, sus hermanos y el pequeño Martín son algunos de los que aparecen en la imagen. Una fotografía con la que se demuestra que Ivana está muy integrada en la familia y que ellos están encantados con la novia del cumpleañero. Algo muy importante teniendo en cuenta que Ivana lo ha dejado todo para irse a vivir con él a Palma de Mallorca. Así que teniendo lejos a su familia, seguro que para ella es muy especial la aceptación por parte de la de él.

Ivana y Hugo
Instagram @ivannaicardi

Esta no es la primera vez que la que fuera concursante de ‘Supervivientes’ demuestra lo bien que se lleva con ellos. Hace unos días compartió unos stories en los que aparecía con la hermana de Hugo y las dos no paraban de reírse. Una situación que dista con la que vivió Adara. Tras su ruptura con Hugo, la ganadora de ‘GH VIP’ confesó que no estaba cómoda con su vida en Palma de Mallorca. "La que estaba en casa era yo con él, y su madre me dijo una vez que su hijo era su hijo y siempre le iba a dar la razón. Lo que yo pasé allí...", llegó a contar la actual novia de Rodri Fuertes sobre lo dura que fue su estancia allí.