Esperadísima reaparición de Isabel Pantoja tras llevar medio año confinada en Cantora, donde se recluyó en marzo y donde ha estado, sin salir, hasta ahora. La artista ha visitado Madrid para promocionar su último trabajo en televisión, Idol Kids, que grabó hace un año y que ahora se estrena en Telecinco. La madre de Kiko e Isa, más guapa y favorecida que nunca, se ha puesto seria para dar un importante mensaje.

Artículo relacionado

La artista, en conexión en directo con El Programa del Verano, ha charlado con Joaquín Prat a quien ha contado que tenía cierto ‘favoritismo’ cuando alguno de los niños la sorprendían con su género preferido. “Te voy a ser sincera, cuando sonaban unas coplillas… qué quieres que te diga… me tiraba mucho… pero hay mucho talento en este programa. No es ni normal”. Pantoja, que se ha estrenado como jurado en un formato de este tipo cuenta que, para ella, ha sido una experiencia fuera de lo corriente, “con ellos he reído, he llorado. He sido un poco todo con los niños, abuela y madre. Hasta me pusieron un mote, que ya veréis”. Cuenta que lo más duro para ella ha sido tener que decirles que no, “me costaba muchísimo darle a ese botón porque me veía reflejada en ellos”; y es que ella también inició su carrera cuando era muy joven.

Captura de pantalla 2020-09-04 a las 12.24.25 1

Isabel que, en un momento de la entrevista se ha puesto muy seria, ha pedido a todos concienciación. Y es que ella ha reducido al mínimo las visitas a Cantora y sus salidas fuera de la finca las eliminó por completo nada más empezar la pandemia. Quería hacer lo que fuera para protegerse y, sobre todo, para proteger a su madre, grupo de riesgo por su avanzada edad. “Hay que llevar esto siempre puesto”, decía con rictus sobrio y señalando la mascarilla, “hay que usarla por todos, para que esto se pueda acabar”.

Captura de pantalla 2020-09-04 a las 12.17.57 1

Lo que sí le ha sacado una sonrisa ha sido pensar en la boda de su hija. “¡Yo me entero por ustedes! A mí ella no me ha dicho nada”, ha descubierto. Isa, en su última visita al Programa del Verano, con el que colabora, contó que le gustaría casarse en Marraquech y hacer una celebración de tres días. Cuando Prat le ha preguntado por la duranción, “ojú qué larga”, ha dicho con naturalidad. “Espero que cuando sea me lo diga con tiempo para que me pueda hacer el traje”.