Es, sin duda, la persona más importante de su vida. Isabel Pantoja confirmaba, muy afectada, tras el fallecimiento de la madre de Paz Padilla que su madre, doña Ana, se encuentra en un estado muy delicado. La cantante intenta no tener planes que supongan alejarse mucho de Cantora o pasar mucho tiempo fuera para estar pendiente en todo momento de ella. Incluso durante la grabación de su participación en ‘Idol Kids’, Pantoja tuvo que ausentarse para estar al lado de su madre. “La amo sobre todas las cosas”, ha confesado ahora en la que es su gran vuelta a televisión después de ‘Supervivientes’.

Artículo relacionado

Isabel Pantoja vuelve a tomar el pulso a la actualidad después del estreno de su último single. Aprovechando la promoción de ‘Enamórate’, la cantante volverá a encontrarse con Carlos Sobera meses después de sus galas conjuntas en ‘Supervivientes’. Lo hará este mismo viernes en el programa ‘Volverte a ver’ donde no solo interpretará su canción, sino también hablará de todo y de todos. ¿De sus hijos Kiko e Isa? Por supuesto. “Se sufre mucho”, confiesa Isabel acerca de las polémicas que se han instalado entre ellos.

Rota por su madre

La cantante no pasa por su mejor momento anímico. El delicado estado de salud de su madre ha hecho que Pantoja trate de mantener el tipo aunque resulte complicado. Es pensar en su madre, en todo lo que ha hecho por ella, e Isabel se rompe. “Lo más importante que ha hecho es darme la vida”, asegura en su primera entrevista en mucho tiempo. “La amo sobre todas las cosas del mundo”. La cantante no puede ni contener las lágrimas.

Isabel Pantoja

No quiere hablar de amor

La tonadillera tiene muy claro que el amor no está entre sus prioridades. Tranquila en su soltería, Pantoja está muy pendiente ahora de los suyos como para plantearse iniciar nada con nadie. "A mí me encantaría", explica su hija Isa. La joven reconoce que cuando más feliz ha visto a su madre ha sido cuando ha estado enamorada. "No quiere separarse de su madre", puntualiza. "Solo viene a Madrid por trabajo". Por el momento, no parece que vayamos a ver a la tonadillera compartiendo su vida con nadie.