Isabel Pantoja ya ha empezado a ser agasajada por sus invitados a la fiesta de su 63 cumpleaños. Al mantón y al espectacular cuadro no exento de polémica que le ha regalado Omar Montes, la de 'Marinero de luces' ha protagonizado el momento más emocionante de esta feliz jornada gracias al regalo que le ha hecho su hijo Kiko Rivera. El dj le ha regalado a Sissy, un cachorro de Yorkshire que viene a ocupar el vacío de su entrañable mascota a la que da nombre. Tal como han contado en 'Sálvame', Isabel se ha mostrado encantada con este nuevo miembro de la familia, se lo ha enseñado a todo el mundo y le ha buscado ya un sitio tranquilo para que se vaya haciendo a su nuevo hogar. "La ha encerrado en una habitación y le ha puesto una temperatura con la que se encuentre bien y tranquila mientras dure la fiesta", contaba el reportero Omar Suárez.

La tonadillera ha reunido a sus familiares y amigos en una monumental fiesta en la que no ha faltado casi de nada, pero que está marcada por la polémica. Y es que, aunque no ha quedado descartada una segunda fiesta este viernes 2 de agosto, Isa no ha podido evitar verse las caras con su expareja Omar, y ante los ojos de su novio Asraf. Y eso que había expresado por activa y por pasiva que no quería que se produjera ese encuentro. La situación no puede ser más incómoda para Chabelita, quien además tendrá que compartir espacio con su cuñada, Irene Rosales, con quien la relación está muy deteriorada.

A pesar de todos los intentos de su hijo Kiko Rivera por rebajar la polémica con sus sorpresas de cumpleaños, lo que ha hecho ha sido incrementarla, especialmente con uno de los regalos.

Artículo relacionado

La decisión de Isabel de hacerlo en dos días venía provocada por el trabajo de Kiko Rivera. El dj tiene un compromiso profesional este viernes 2 de agosto, día en que la tonadillera estrena los 63 años. La artista aseguraba ante las cámaras de Telecinco que pretendía celebrar una fiesta con su familia y otra con amigos, compañeros de 'Supervivientes' y fans de su confianza. Una decisión salomónica favorable, por otra parte, para su hija Isa, que así evitaba encontrarse con su expareja Omar Montes, y le daba su sitio a Asraf, su actual pareja.

Sin embargo, la joven Pantoja ha visto sus deseos frustrados una vez más. La imperdonable traición de su madre ha pasado como una apisonadora sobre su bienestar, pero ha mantenido imperturbable el de su hermano, quien realmente era el que se iba a perder el cumpleaños de su madre. La decisión de Isabel ha desencadenado la ira de su hija, con quien ha protagonizado una monumental bronca en Cantora.

Kiko Rivera lo ha dispuesto todo para que este día sea un día inolvidable para su madre. Por un lado, ha invitado a unos amigos humoristas para amenizar la fiesta. Pero si va a haber un regalo imbatible de verdad de su parte es el que llegaba en un coche de alta gama.

El dj ha querido confortar el corazón de su madre, que se llevaba recientemente un palo tremendo por la muerte de su querida perrita Sissy. La pequeña caniche se convirtió en protagonista de una fuerte polémica cuando visitó El Hormiguero en su momento de mayor tensión con Telecinco y, especialmente, con Jorge Javier Vázquez.

Para llenar el vacío que ha dejado la muerte de Sissy en el corazón de la tonadillera, Kiko le ha regalado un nuevo cachorrito, esta vez de raza Yorkshire. La nueva mascota de Isabel se revolvía nervioso entre los brazos del amigo del dj que la traía a Cantora. Si bien es un detalle amoroso de un hijo hacia su madre, hay que recordar que la sociedad cada día está tomando cada vez más consciencia de que los animales de compañía no son objetos que se regalen, sino seres vivos con sentimientos. Una gesto así, aunque esté hecho con la mejor de las intenciones, sugiere falta de responsabilidad (que sí llevan implícitos). Asimismo, desdeña la campaña que está cogiendo fuerza en los últimos tiempos para adoptar mascotas en vez de comprarlas o regalarlas.

perro