Ha sido uno de los detalles menos afortunados que hemos vivido estas Navidades. Tras haber pasado la Nochebuena prácticamente sola en Cantora, Isabel Pantoja recibía, con la cooperación de Kiko Rivera, a Omar Montes y su familia para pasar el día de Navidad. Una visita de la que su hija Isa se enteraba por las redes sociales después de que todos los protagonistas compartieran una serie de fotografías que se habían ido haciendo. Un detalle innecesario que no solo le hizo mucho daño sino que también motivó que la joven confesase las precauciones que ella sí tiene para no herir a su madre…

Artículo relacionado

Isabel Pantoja no pasaba la Navidad tan sola como se esperaba en un primer momento. La tonadillera sí tenía claro que iba a hacer poca celebración, por el delicado estado de salud de su madre, aunque nadie imaginaba que, finalmente, su día de Navidad iba a cambiar de forma radical. Pantoja recibía en Cantora la visita de Omar Montes junto a sus abuelos y montaban una improvisada comida que ha despertado todo tipo de reacciones.

Isa Pantoja, la única que se había mantenido al margen de todo, no podía más que reconocer que el gesto de su madre y de su hermano le había dolido mucho. Tener que enterarse por instagram de esta cita fue un golpe inesperado. “Yo no le he prohibido a mi madre que se lleve con Omar ni a mi hermano tampoco”, aseguraba Isa en ‘El programa de AR’. “Pero hay cosas que sobran y que me pueden hacer daño”.

Yo no subo a redes sociales fotos con Dulce porque es innecesario”, explica la hija de Isabel Pantoja. Consciente que puede molestarle a su madre, Isa prefiere dejar cosas para su intimidad antes de hacer exhibición que pueda molestar a la cantante. Un detalle que ni su madre ni su hermano han tenido con ella. ¿Qué hubiese pasado si Iba hubiese decidido ir a Cantora para darle una sorpresa a su madre?