No parece que el revuelo que se ha generado a lo largo de las últimas semanas haya molestado mucho a Isa Pantoja. Recién llegada de Miami, la hija de la tonadillera ha concedido una entrevista a El programa del verano para aclarar TODO lo que ha pasado en este tiempo. Y no es que no tuviese plancha pendiente. Que si Omar, que si Matalascañas, que si Dulce, que si Alejandro, que si madre... Isa tiene tantos frentes abiertos que no sabemos cómo consigue acordarse.

Artículo relacionado

Pese lo que pase, Isa va a estar al lado de Omar Montes. Después de tantos rumores, se ha encargado de confirmarlo ella misma. Ha sido en una entrevista a Marta Riesco para El programa del verano. La hija de Isabel Pantoja, muy relajada, ha ido desgranando todos los conflictos que se han ido creando a su alrededor en las últimas semanas. El primero y principal, el que le relaciona con Montes, cantante, amigo de Kiko Rivera y portador de un pasado, al parecer, no muy sosegado.

“Yo le creo”, asegura Isa. “Todo el mundo tiene un pasado. El de él es más complicado que el de otros, pero yo ando con pies de plomo”. Una declaración de intenciones que, por el momento, la joven piensa mantener. “Voy a seguir conociéndole porque no tengo ningún tipo de problema. En Miami, yo estaba soltera. Ahora hemos dado un paso más”. Isa se empeñaba en recalcar que su relación con Omar no se ha afianzado hasta la vuelta del viaje.

“He tenido una charla con la personas que ha estado estos días en mi casa, que ha conocido a mi hijo”, aseguraba muy seria. Tanto solo Alejandro y Alberto, claro, habían estado antes con el pequeño. “He tomado confianza muy rápido”. ¿Pero son novios? “Estas cosas me cuestan mucho, porque luego pasa algo y mira, otro novio que ha pasado... Aunque yo le considere así”. Eso sí, Omar está perfectamente integrado en los Pantoja. “Mi hermano y mi prima hablan a menudo con él”.

De todas las demás polémicas, Isa se las ha tomado bastante a broma. Para todo tiene una explicación. En Matalascañas no pasó nada, según su versión, y no hay ningún tipo de fotografía. La puerta no la pudo abrir y durmió en el coche porque no le funcionaba la llave y de mala relación con su familia, parece que tampoco nada de nada. ¡A ver si al final va a ser todo un sueño que hemos vivido sin darnos cuenta!