El testimonio de Rocío Carrasco en 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' se ha convertido en un auténtico fenómeno social. No hay rincón de nuestro país del que no se hable de su terrible historia. La hija de Rocío Jurado relataba con todo lujo de detalles y con las pruebas en la mano el acoso y derribo que ha vivido durante más de 20 años. Y ha sido esta revolución mediática lo que ha llevado a la Fiscalía a tomar cartas en el asunto.

Tal y como ha publicado el diario 'El País', la Fiscalía ha abierto varias diligencias para investigar a una decena de funcionarios que habrían accedido de manera indebida al expediente de violencia de género de Rocío Carrasco.

Artículo relacionado

Al parecer, estos movimientos extraños se sucedieron tras la emisión del primer episodio el pasado mes de marzo. Momento en el que al menos una decena de personas accedieron a dicho expediente para curiosear sobre la información que esta hizo pública en la docuserie, algo que estaría totalmente prohibido ya que el acceso a este tipo de datos confidenciales está limitado a funcionarios que trabajan en Servicios Sociales, a la policía y a los jueces.

Según publica 'El País', se bloqueó de inmediato el acceso de estos funcionarios a dicha plataforma y así se lo comunicó a los trabajadores. Desde entonces, estas personas no habrían sido reubicados pero sí destinados a otros servicios. Sin embargo, algunos de ellos se quejarían de un parón en su actividad laboral. Sea como fuere, por el momento no se ha detectado que los datos consultados hayan sido utilizados para un fin diferente al de satisfacer la curiosidad personal.