Sin duda, la gran protagonista del fin de semana ha sido Tamara Falcó. La hija de Isabel Preysler ha cumplido 40 años y desde el viernes no ha dejado de celebrarlo. Pero no ha sido la única que ha acaparado miradas este fin de semana. Su novio Íñigo Onieva también se ha convertido en uno de los protagonistas de la celebración más esperada por la colaboradora de ‘El Hormiguero’. El empresario ha dado un gran paso al frente con el que casi la eclipsa porque ha cambiado de actitud, con el que ha gritado su amor por su novia y con el que una vez más ha intentado acallar los rumores de crisis que en alguna ocasión les han perseguido.

Artículo recomendado

Tamara Falcó, radiante, celebra su 40 cumpleaños rodeada de familiares y amigos y con una inesperada ausencia

Tamara Falcó, radiante, celebra su 40 cumpleaños rodeada de familiares y amigos y con una inesperada ausencia

Hasta ahora Íñigo Onieva se había mantenido en un segundo plano en todo lo relacionado con la vida pública de Tamara Falcó y su familia. Pero en la celebración de su 40 cumpleaños ha visto el momento perfecto para ponerse en un photocall y posar junto a su novia, su suegra Isabel Preysler y sus cuñados Ana Boyer y Fernando Verdasco. En la foto de familia Íñigo prefirió ponerse en uno de los extremos y dejar que la cumpleañera estuviera en el centro y con su madre y su hermana a ambos lados. Pero aunque quiso mantenerse discreto, su gesto no dejó de llamar la atención. Y no fue el único.

Íñigo Onieva y Tamara Falcó

Íñigo Onieva posa por primera vez junto a la familia de Tamara Falcó.

Gtres

Tamara Falcó quiso llegar a su fiesta de cumpleaños con Íñigo Onieva. Fue él quien la recogió del lujoso hotel en el que se arregló para poner rumbo al Palacio de Santoña, donde le esperaban el resto de invitados. Además, entró junto a él a la fiesta y no dudaron en posar en las escaleras con beso incluido. Un gesto de amor al que hay que sumar otros como las miradas que se profesaron o los bailes que se marcaron, dando rienda a su lado más divertido y natural.

Íñigo Onieva

Íñigo Onieva a su llegada al cumpleaños de Tamara Falcó en el mismo coche que ella.

Gtres

Con sus últimos gestos, Íñigo Onieva ha dejado atrás la actitud con la que empezó su relación con Tamara Falcó. Por aquel entonces hubo ocasiones en las que incluso salían por separado de los restaurantes a los que acudían para que nadie les viera juntos. Pero cada vez han ido compartiendo más momentos románticos en redes sociales y hace pocas semanas él estuvo acompañándola en el plató de ‘El Hormiguero’. Todo esto unido al comportamiento del empresario en el 40 cumpleaños de su novia, deja ver que su relación va viento en popa y que él cada vez está más integrado en el modo de vida de la hija de Isabel Preysler.