Antes de entrar en GH VIP 5, Aída Nizar tuvo un encontronazo con los trabajadores de un hotel de Granada. A una, supuestamente, llegó a amenazarla de muerte.

Este pasaje de su historia reciente lo quiso recoger María Patiño, pero encomió a todos los espectadores de ‘Sálvame’ a que buscaran información al respecto. Si no lo hicisteis, os resumimos los hechos que fueron denunciados por los trabajadores del hospedaje.

Artículo relacionado

Ocurrió en enero, en el hotel Ziryab, en Sierra Nevada. La exgranhermana se encontraba con un grupo de amigos y todo empezó porque se denunció el robo de más de 170.000 euros. Según la versión de los trabajadores, la hija de ‘Madre’, al ver que faltaba ese dinero de la caja fuerte, donde habían sido guardados, se dirigió a la recepción y allí golpeó a la trabajadora que se encontraba en ese puesto. Además, le dijo que ella había sido parte del robo, por lo tanto, que era “una ladrona”, denunció. Tras propinarle manotazos y patadas, la amenazó de muerte, y que “le iba a abrir la cabeza”.

Tras personarse la Guardia Civil y tratar de calmar los ánimos, se llevó a cabo una investigación para dilucidar qué había ocurrido realmente. Finalmente el autor del robo se entregó y devolvió el dinero de manera voluntaria.

Aunque Nizar consiguió su dinero de vuelta, también consiguió una denuncia, la que le interpuso la recepcionista que tuvo que aguantar no solo que la difamaran, sino que la golpearan y amenazaran de muerte.

Así, Patiño opinaba que ella no ha visto “ninguna reconversión” en la polémica Aída, que fue lo que promulgó en ‘Sálvame Deluxe’. “Es una persona que sigue ofendiendo y, en la esencia, es una persona que sigue teniendo problemas fuera”. Y tanto, pues el viernes pasado tuvo que declarar ante un juez sobre lo ocurrido en ese fatídico día (para la recepcionista) en el hotel Ziryab.