Solo seis horas de voluntariado le separan de la libertad. Este 24 de diciembre, es un día muy especial para Iñaki Urdangarin y no porque sea Nochebuena sino porque podrá pasar la noche fuera de la cárcel de Brieva donde lleva interno más de un año y medio como consecuencia del Caso Noòs.

El marido de la infanta Cristina llegaba a primera hora de la mañana a su última jornada de voluntariado en el centro Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) con un gesto muy feliz, y no es para menos ya que no tendrá que volver a prisión hasta el próximo sábado 28 de diciembre, cuando se cumplan los cuatro días que el juez autorizó la semana pasada.

Artículo relacionado

Iñaki Urdangarin

Alrededor de las 16.00h, Iñaki emprenderá viaje en coche con destino Vitoria, donde se reencontrará con su mujer, sus cuatro hijos y, por supuesto, el resto de su familia. Un momento muy emotivo para todos del que probablemente no conoceremos detalles. El lugar del reencuentro será en una finca de la familia Urdangarin, para así evitar cualquier mirada indiscreta y que el marido de la infanta Cristina pueda hacer deporte y disfrutar del aire libre sin ser captado por las cámaras.

Aunque estamos seguros de que la hermana de Felipe VI ha soñado con este momento en infinidad de ocasiones, ha sido Claire Liebaert, madre del ex deportista, quien ha mostrado su emoción e inmensa alegría de poder tener a todos sus hijos a la mesa esta noche.

Lo que es una realidad es que Iñaki no tendrá ningún contacto durante estos días en libertad con ningún miembro de la familia real, que, como cada año, pasarán la noche en Zarzuela.