Ana Boyer y Fernando Verdasco se convirtieron en padres de su primer hijo el pasado 26 de marzo. Dos meses han pasado desde que el pequeño Miguel llegara a sus vidas para hacerse un hueco indispensable.

Artículo relacionado

La familia, tras hacer un buen periplo por algunas de las pistas más importantes del mundo, ya está en casa, en Doha (Catar), donde están disfrutando del tiempo libre juntos.

Verdasco y ana Boyer

Entre sus primeros planes, Ana y Fernando se han dado un refrescante chapuzón en una impresionante piscina. Ha sido el propio tenista el que ha compartido el relajante momento con sus seguidores de Instagram con una fotografía que no ha dejado indiferente a nadie.

En la imagen, Fernando Verdasco le da un tierno beso a su mujer, que aparece realmente impresionante con un bikini rojo. La hija de Isabel Preysler ha recuperado la figura en tiempo récord tras haber sido mamá hace solo dos meses y luce hasta abdominales.

Sin rastro alguno de embarazo y parto, los comentarios acerca de sus trucos para estar así de estupenda se han multiplicado en la fotografía, a lo que ella ha respondido: "Intento comer sano".

Ana Boyer y Fernando Verdasco

"Enamorado", ha escrito Verdasco junto a la imagen. A lo que Ana ha respondido: "Yo más". Salta a la vista que la pareja está en su mejor momento.