¡Impresionante! Descubrimos la espectacular decoración del bautizo del hijo de Ana Boyer

Ana Boyer, ajena a todas las polémicas y cambios familiares, ha compartido cómo quedó la decoración del bautizo de su hijo pequeño, en el que nada quedó a la improvisación

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Ana Boyer
INSTAGRAM @anaboyer

Ana Boyer (33 años), tanto de forma directa como indirecta, ha pasado unos meses de cambios e incluso de alguna polémica. La hija pequeña de Isabel Preysler ha vivido muy de cerca la ruptura de su madre con Mario Vargas Llosa, la reconciliación de su hermana Tamara Falcó con Íñigo Onieva, el fallecimiento de su hermana Laura Boyer, con la que no tenía relación… Y con cada una de estas situaciones, ella ha hecho gala de su discreción y ha permanecido centrada en su familia y en su rutina. Su marido Fernando Verdasco y sus dos hijos son lo más importante para ella y está centrada en ellos. Algo que ahora ha demostrado con unas imágenes de un momento muy especial, el bautizo de su hijo pequeño.

Artículo recomendado

El gesto de Ana Boyer con Isabel Preysler con el que se desmarca más de la misa funeral de su hermana Laura

Isabel Preysler y Ana Boyer

Ana Boyer celebró el bautizo de su hijo en un momento clave

Fue el pasado mes de enero cuando Ana Boyer y Fernando Verdasco bautizaron a su hijo pequeño. El matrimonio preparó una celebración que llegó muy poco tiempo después del fin del noviazgo de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. Una ocasión muy familiar en la que no dejaron nada a la improvisación. Dos meses después, Ana ha querido compartir con todos sus seguidores parte de este evento con el que quedó encantada. La hija de Isabel Preysler ha publicado unas imágenes con las que ha presumido de lo bonita que quedó la decoración del bautizo de su pequeño.

Ana Boyer

Ana Boyer comparte la decoración del bautizo de su hijo.

Instagram @anaboyer

La preciosa decoración del bautizo del hijo de Ana Boyer

Ana Boyer ha enseñado una mesa en la que todo estaba cuidado al detalle. Flores, una tarta y galletas personalizadas, chucherías, galletas… Todo ello con el color azul como gran protagonista. Un claro ejemplo de cómo la hija de Isabel Preysler se preocupó de que todo estuviera perfecto en un día súper especial para la familia, y que llegó en un momento determinante para su madre. Además, la celebración tuvo lugar en Villa Meona, la casa de Isabel. Un lugar tan espacioso que ha servido en muchas ocasiones como centro de reunión para eventos como este.

Loading...