La semana pasada, Lydia Lozano se sometía a una delicada operación de espalda. Una cirugía larga y complicada de la que ya se está recuperando. Jorge Javier Vázquez adelantaba este lunes que la mejoría de su compañera no estaba siendo tan rápida como se esperaba. El equipo del Deluxe contaba con ella este domingo pero los fuertes dolores que sufre impidieron a la colaboradora reincorporarse a su puesto de trabajo.

Artículo relacionado

Visiblemente agotada, Lydia Lozano reaparecía a través de videollamada en 'Sálvame' para contar la última hora de su estado de salud: "Pues estoy chunga", reconocía. La periodista recordaba como fue su triste estancia en el hospital: "Estuve dos días y decían que había salido porque estaba bien: no, en los hospitales ahora procuran que te vayas pronto por la Covid. Normalmente, te pones una batita mona y vas andando por los pasillos. Pero ahí, no veíais a nadie. Está todo el mundo en sus habitaciones, no te dejan salir", explicaba.

Videollamada de Lydia Lozano en 'Sálvame' 02

Lydia Lozano reaparece en 'Sálvame' tras su operación

Telecinco

La colaboradora ha explicado que los médicos se encontraron todo peor de lo que esperaban: "Tenía todas las vértebras pegadas y me estaba aplastando la médula. Aún sigo con el sistema nervioso afectado, aún siento el hormigueo y no puedo escribir", contaba con evidente desazón.

Artículo relacionado

En estos días tan delicados, Charly no se ha separado de su lado. Ni siquiera ahora y es que su papel está siendo determinante en la pronta recuperación de Lydia. Es su marido quien se encarga de hacerle las curas a diario: "Me dijeron vete a casa, para que Charly pueda hacerte las curas, porque para estar aquí, mejor vete a tu casa".

Lydia ha confesado que en todo momento está siguiendo las recomendaciones de sus médicos, por eso ha preferido seguir con el reposo en casa: "Si me llego a caer en plató o me doy un golpe con un coche me dijeron que no iba a salir bien. Y me dijeron: ¿que tú vas a ir el domingo? pero, ¿tú estás loca? Si no puedes ni ponerte tacones ni lavarte el pelo ni nada. Los dolores van a ser inmensos. Tenía miedo de quedarme en silla de ruedas", admitía con suma crudeza a la vez que reconocía que echa de menos su rutina diaria.

Videollamada de Lydia Lozano en 'Sálvame' 01

Lydia Lozano cuenta cómo se encuentra en una conexión en 'Sálvame'

Telecinco

Unas semanas de incertidumbre

Lydia ha recordado como empezaron los síntomas que afectaban irremediablemente a su día a día: "Estaba todo el rato haciendo esto [hace el gesto de cogerse las manos para despertárselas], que sí, que estaba estresada por una serie de motivos, pero no me sentía las manos. Y por las noches leyendo en la cama, no podía sostener el libro, era horroroso".

Afortunadamente, la cirugía ha sido un éxito y su restablecimiento es cuestión de tiempo, de hecho si todo va bien el próximo jueves podrá volver a 'Sálvame': "Todavía no tengo sensibilidad en los dedos. Los puntos me tiran y me dan mucha grima las curas, pero estoy mucho mejor. Yo me tumbo y me cura Charly pero no puedo mirármelo".