Corral de Almaguer, el pueblo de Sara Carbonero, se ha convertido en el primer destino navideño de Iker Casillas y la periodista. La familia del futbolista, que vive intensamente la Navidad, hizo las maletas en su hogar, Oporto, para poner rumbo a la localidad manchega, donde se reunieron con los primos de Sara. Unos días muy tranquilos y divertidos en los que no han faltado los paseos, el buen comer, las risas y, por supuesto, las fotos que son el mejor recuerdo que conservar para siempre.

Artículo relacionado

No ha sido este que se acaba el mejor año para Iker Casillas y Sara Carbonero. El pasado mes de mayo la vida del matrimonio dio un giro después de que el futbolista sufriera un infarto de miocardio durante un entrenamiento y unos días más tarde la periodista fue diagnosticada de un tumor en uno de sus ovarios por el que ha tenido que recibir un tratamiento de quimioterapia. Pero eso es ya cosa del pasado. Iker ha vuelto al trabajo y Sara ha terminado su tratamiento. Ahora, lo que es mejor, saborean más la vida y estos ratitos con la familia que saben a gloria.

"Navidad con los Carbonero", ha escrito el guardameta en Instagram junto a un posado familiar en el que, totalmente integrado en la familia de su esposa, aparece en el centro de la imagen. Justo a su lado posa Irene Carbonero, la hermana de Sara, con la que el deportista tiene una excelente relación.

Iker Casillas con los Carbonero

Tras celebrar la Nochebuena y la Navidad con la familia de Sara Carbonero, la familia seguirá con sus planes navideños en España. Y posiblemente vuelvan a hacer las maletas para disfrutar de unos días con la familia paterna de Martín y Lucas, los grandes protagonistas de la Navidad de Iker y Sara, que se lo han pasado a las mil maravillas en los rincones que han visto a su mamá crecer.