Eva González se encuentra pasando el confinamiento con su marido Cayetano Rivera y su hijo en su pueblo de Sevilla, donde les pilló el estado de alarma. La presentadora aprovechó un descanso en las grabaciones de La Voz para pasar unos días cerca de su familia cuando se decretó en España el estado de alarma. "Pensábamos que serían un par de semanas", ha contado la andaluza a Pablo Motos este martes en 'El Hormiguero'.

Artículo relacionado

El confinamiento ha servido a Eva González para pasar tiempo con su hijo Cayetano, que el pasado mes de marzo cumplió dos años y ya es un hombrecito. En estos días la modelo ha compartido varias imágenes sobre cómo se entretiene con su hijo y solo se le ha visto salir a hacer la compra.

Para ella que trabaja muchas horas fuera de casa este tiempo con su hijo y su marido son oro puro aunque no se están librando de los problemillas propios de muchos padres con bebés en la cuarentena. "Cuando llegamos aquí hacía mal tiempo y ha crecido un montón, el pobre va en body, pensábamos que esto sería más corto. Pero ya me ha llegado el pedido, he comprado ropa por internet", ha explicado Eva a Pablo Motos.

Pablo Motos Eva González

El pequeño lo está llevando bien y está muy concienciado gracias a la explicación de su mamá: "Le dije que fuera hay un bichito que le pica en el 'culete' y por eso no puede tocar nada. Él me dice "no tocar nada, no acerca a nadie". Le hemos dicho que no se suelte de la mano de papá o mamá".

Unos días de mucho amor, dibujitos y Patrulla Canina, tal y como ha contado la mujer de Cayetano Rivera, que aún no sabe cuándo llegarán a su fin. En el aire, ha dicho, está su regreso a Madrid y al trabajo.