El lunes 16 arrancó la segunda edición de la ‘Sálvame Fashion Week’, el evento de moda de las tardes de Telecinco. Que tras el éxito que cosechó en 2014, ahora pretende volver a engancharnos con las poses, desfiles y fotografías de sus colaboradores.

Artículo relacionado

Y si la vez anterior emularon grandes portadas protagonizadas por estrellas y top models, este año están hechos unos animales. Han sacado su lado más salvaje para convertirse en los reyes de la selva que supone la audiencia de la tarde. ¿Qué guardarán para cuando se celebre la ‘Sálvame Animal Week’? Quizás, para entonces, retomen los roles de Kate Moss, Naomi o Elle McPherson.

El padrino de esta semana de la moda ha sido Carlos Lozano, quien con su pasado como modelo puede dar una clase o dos a los colaboradores. A decir verdad, lo ha hecho. Lydia Lozano, que ha escuchado muy atentamente sus consejos, los pondrá en práctica dentro de pocos días cuando tenga lugar el gran desfile (nos morimos de las ganas). Quien no ha escuchado sus ‘tips’ es Kiko Hernández, con el que tuvo un pequeño rifi rafe en plató, al que mandó a callar, como si él fuera un profesor en un aula de alumnos rebeldes. Mal hecho. Te acabas de ganar un enemigo como ningún otro, Carlos.

Lozano inauguró la galería de los retratos más animales de los protagonistas de Sálvame, en la que cada uno estaba representado por su ‘spirit animal’, como Belén representada por una fiera tigresa, Jorge un león (el jefe de la manada), Kiko H. un astuto zorrillo o Kiko M. un fuerte gorila.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado