Kiko Matamoros regresó ayer martes a España y tras su emotivo reencuentro con su pareja, Marta López Álamo, en el plató de 'Tierra de Nadie' el colaborador ha podido ponerse al día de todo lo que ha ocurrido durante su ausencia. Mucho se ha hablado de cómo podría sentar a Kiko Matamoros todo lo que sus compañeros han dicho de 'Sálvame' desde que viajara a Honduras y también lo ocurrido con su novia en el plató. Kiko Hernández ha podido hablar largo y tendido con su amigo Kiko Matamoros y ha avanzado muy directo: "se avecinan curvas".

Artículo recomendado

Kiko Matamoros, en shock, tras descubrir lo que ha adelgazado tras su paso por 'Supervivientes 2022'

Kiko Matamoros, en shock, tras descubrir lo que ha adelgazado tras su paso por 'Supervivientes 2022'

"Kiko Matamoros viene cargado, con fuerza y un montón de cosas que quiere contestar a los que han hablado bien y a los que han hablado mal. Hay tres personas que lo van a pasar mal con la vuelta de Kiko Matamoros", ha contado Kiko Hernández, que ha avanzado: "Nunca he escuchado a un Kiko tan nervioso y con tantas ganas de hablar, solo avanzaré un nombre, el de Lydia Lozano".

Kiko Hernández

Kiko Hernández ha hablado con Kiko Matamoros tras su expulsión de 'Supervivientes'.

Telecinco

Desde que Kiko Matamoros iniciara su aventura en Supervivientes 2022, Marta López Álamo ha generado un gran interés mediático. La modelo se ha convertido en la fiel defensora del colaborador, pero no se ha librado de más de un disgusto en los platós de televisión llegando incluso a abandonar 'Sálvame' en directo.

Kiko Hernández

Kiko Hernández presenta 'Sálvame Limón' este miércoles.

Telecinco

Además, muchos de sus compañeros de trabajo le han dado la espalda y no le han apoyado desde el plató de 'Sálvame'. Rafa Mora, gran amigo de Kiko Matamoros, ha denunciado en más de una ocasión el trato diferente que se le ha dado a Anabel Pantoja y Kiko Matamoros en el universo 'Sálvame' durante 'Supervivientes 2022' y ahora es el propio Kiko Matamoros el que quiere hablar y, al parecer, está al límite. Pues sí que se avecinan curvas.