Son hermanas, pero no se hablan desde hace diez años. Hubo un tiempo en el que Gloria Camila y Rocío Carrasco daban una imagen de unidad y cariño mientras vivió su madre, Rocío Jurado. Incluso las vimos sumidas en una gran tristeza durante el entierro de la más grande, tras su muerte el 1 de junio de 2006, víctima de un cáncer de páncreas. Pero ese amor de hermanas se desvaneció pocos años después, coincidiendo prácticamente con la pelea entre Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco, un punto de inflexión en la relación, cada vez más inexistente, entre la primogénita de la Jurado y la familia Ortega-Mohedano.

Artículo relacionado

Fue en 2014, cuando Ortega Cano estaba ingresado en la prisión de Zuera, en Zaragoza, cuando descubrimos que las dos hermanas no tenían ningún tipo de relación. La situación de Gloria Camila, que entonces tenía solo 18 años, era desoladora: su madre, fallecida, su padre, en la cárcel, su hermano, ingresado por su adicción a las drogas... Solo le quedaba su hermana mayor, Rocío Carrasco.

En el mes de marzo de aquel año, Gloria Camila fue a visitar a su padre en la prisión en la que cumplía condena por homicidio imprudente por el accidente de tráfico en el que falleció Carlos Parra. Cuando a Gloria Camila se le preguntó si había hablado con su hermana, Rocío Carrasco, la hija de Ortega Cano respondió, airada: "¿Qué hermana? ¿La que lleva tres años sin hablarme?".

Nadie conocía entonces que Rocío Carrasco se había apartado tanto de su familia. Después, y a través de las redes sociales, hemos podido saber que Gloria Camila con quien sí ha mantenido una relación muy cercana es con su sobrina, Rocío Flores, con la que apenas se lleva un año de diferencia y con la que ha crecido desde que llegó a España, en 1999, con solo tres años, cuando fue adoptada por Rocío Jurado y Ortega Cano, junto a su hermano José Fernando, que entonces tenía seis años.

Ahora, cuando Rocío Carrasco se ha convertido en la auténtica protagonista de los medios por su serie documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', Gloria Camila ha querido dejar clara cuál es su postura y, desde luego, no sentará nada bien a los defensores de Rocío Carrasco. En su cuenta de Instagram, Gloria Camila aparece subida a una moto Suzuki Van Van (de más de 3.000 euros) y le lanza a su hermana una buena pullita: "Noche a noche yo me encuentro en este punto de partida".

Gloria Camila

Gloria Camila, subida a una Suzuki Van Van, afirma: "Noche a noche yo me encuentro en este punto de partida".

Instragram @gloriacamilaortega

'Punto de partida' es una de las canciones más emblemáticas de Rocío Jurado y el nombre que Rocío Carrasco utilizó para el primer espectáculo que produjo en homenaje a su madre, anterior al titulado 'Qué no daría yo... por ser Rocío Jurado', protagonizado por su amiga Anabel Dueñas y dirigido por Fidel Albiac. ¿Cómo le sentará este zasca a la hija mayor de la más grande?