Gloria Camila Ortega está viviendo estos primeros días de cuarentena desde su casa y en compañía de su pareja, David, que se ha convertido en el mejor de los enfermeros. Afortunadamente, la joven se encuentra bien "dentro de lo que cabe" y es que inevitablemente su mente se encuentra en el estado de su padre, José Ortega Cano, muy delicado de salud, y con quien está en contacto diario.

Era ella misma quien hacía público a través de Instagram su positivo en Covid-19 en la tarde del día 31 de diciembre, así como el de su padre y Ana María Aldón: "Hace unos días daba gracias porque ninguno de los míos había cogido el virus, y hoy 31, fin de año, último día de este fatídico año, lo hemos cogido todos", expresaba con resignación.

Artículo recomendado

Rocío Flores y Gloria Camila se refugian la una en la otra tras unos días complicados

Rocío Flores y Gloria Camila se refugian la una en la otra tras unos días complicados

El miedo de Gloria Camila se hacía evidente en sus palabras: "Un 31 en casa, en pijama y calentita es lo mejor que puede pasarme, pero perder a papi o a algún ser querido no, ME NIEGO", admitía. Este sábado, era Ana María Aldón quien enviaba un mensaje tranquilizador a través de 'Socialité' y reconocía que aunque padecían todos los síntomas del virus "lo estamos pasando juntos y en casa. No hay ninguna hospitalización y eso es lo importante".

En estos primeros dos días de encierro a Gloria Camila, cuyos síntomas se han centrado en un fuerte dolor de cabeza, diarrea y la pérdida de olfato, ya le ha dado tiempo a descansar y ponerse a punto: "Me he hecho la manicura, he visto dos series enteras, me he dado un baño relajante... Os echo de menos", compartía con sus seguidores tumbada desde el sofá de su casa dejando entrever que las cuatro paredes se les están echando encima y ya no sabe qué más hacer para que el tiempo pase más rápido.

Gloria Camila

Gloria Camila Ortega tras dar positivo en Covid-19

Instagram @gloriacamilaortega