‘GH VIP 7’ ha llegado a su fin y con él los concursantes dejan atrás tres meses de muchas aventuras, risas, llantos… Pero fuera ha seguido su curso y si hace un par de días Mila, Adara y Alba alucinaron con algunas noticas de actualidad que han pasado en estos meses, más lo ha hecho Mila Ximénez al conocer los cambios en su trabajo.

Artículo relacionado

Nada más entrar en plató, Mila Ximénez se ha derrumbado al ver a sus hermanos: no se podía creer que hubieran hecho el esfuerzo de ir a la televisión por ella. Pero ahí no acababan las emociones esa noche. Segundos después, el abrazo en el que se fundió con Jorge Javier Vázquez es ya uno de los momentos más bonitos de la televisión. “¿Estás bien?”, le preguntó el presentador a su amiga. Y la periodista le respondió con la misma pregunta mientras los dos sonreían.


Pero Mila tenía una duda; saber qué era eso de banana, algo que le había dejado completamente descolocada. Alguien, al saludarla, le había nombrado a esta fruta y a Mila, ha dicho, no le gustan mucho, bueno, “depende”. ¿Qué se traían entre manos con tanta fruta? “Tú sabes que hay Sálvame Naranja y también Sálvame Limón y el Sálvame Banana”, le empezó a explicar. “¿Y eso qué es?”, preguntaba perpleja Mila. “Pues acabar a las 21.00. Fundamentalmente es eso, acabar a las 21.00”, continuó el presentador. “¿Y con el mismo suelto?”, preguntó sin reparos antes de arrancar las risas del público.


“Ya apañeremos los precios, pero creo que el taxi lo pagan”, le espetó Jorge Javier a Mila Ximénez a carcajadas.