Los últimos días antes de entrar en GH VIP 7 de Mila Ximénez han sido mucho duros. Como contó en nuestras páginas, lo ha pasado realmente mal y comió y bebió para disfrutar de aquello que le gusta y de lo que se tendrá que olvidar dentro de la casa porque lleva un balón intragástrico. La ideal de Mila es perder alrededor de 15 kilos con este método, que a su vez es la causa por la que casi abandona el concurso, incluso discutió con Jorge Javier Vázquez.

Artículo relacionado

A diferencia de Antonio David Flores, Alba Carrillo y Kiko Jiménez, Jorge Javier Vázquez pidió a la bloguera de Lecturas que en lugar de entrar por la puerta lo hiciera por la gatera. ¡Y a Mila, que iba espectacular con un vestido estampado, no le hizo ni pizca de gracia la idea! Le gustó tan poco que se enzarzaron en una discusión.

"Me niego a hacer eso. No voy a entrar en la casa por la gatera. ¡Ya te digo yo a ti que no!", le espetó muy enfadada a Jorge Javier, que reía ante la reacción de su compañera de ‘Sálvame’. Intentó convencerla en varias ocasiones, pero Mila se negaba. "Sabía que me ibais a preparar algo así. Ya me tiré del helicóptero, ¡no pienso entrar a gatas!".

Primero puso como excusa el vestido, que iba a romperse, y después reconoció que era por el balón gástrico. "No voy a romperme la espalda entrando, que además se me puede mover el balón gástrico. ¡Anda a la mierda, ya!", le espetó. Y al rato: "¡no lo voy a hacer!", dijo con un grito. Finalmente se salió con la suya y entró por la puerta.